sábado, 9 de junio de 2018

Barranco de la Tejeria (Cortes de Arenoso)

El viernes a medio día comenzó la preocupación de que hacer el fin de semana entre los que no fuimos afortunados con poder subir a pirineos. Tras un cruce de WhatsApp decidimos ir a hacer algún barranco en Castellón, tras mirar varias reseñas no decidimos por el Barranco de la Tejeria asumiendo que la proximidad a una planta embotelladora nos garantizaba que nos mojaríamos.  Convocamos por WhatsApp y en el foro de quedadas y finalmente nos juntamos 4 personas Rafa y su mujer Rosa un amigo de ambos Vicente del club Cela Ontinyent y yo.


Quedamos a las 9 en Cortes de Arenoso y tras desayunar ligeramente nos dirigimos a la cabecera del barranco guiados con el track de wikiloc. Desde donde se deja e coche hay unos 20 minutos de caminata a la cabecera lo que nos hace llegar con muchas ganas de meternos en el agua. 

El cauce se encañona rápidamente desde el acceso y en menos de 25 metros estamos en el primer rapel que acaba en una marmita “semi trampa” ya que resbala mucho y cuesta un poco salir de ella. Desde su borde se accede a una repisa donde está la instalación del segundo rapel y un anclaje para montar un pasamanos para asegurar ya que no hay mucho espacio en esta segunda reunión. Desde aquí se hace un segundo rapel de 10 metros y se accede a la repisa desde donde viene el gran salto de 35 metros que es el mas llamativo del descenso. La repisa es estrecha y si bien cabemos los 4 es con bastantes estrecheces. 


En este rapel es donde nos entraron las dudas, la reseña de ropewiki dice 35 metros, pero ninguno lo conocíamos y ni desde la reunión ni desde el borde iniciando el rapel se ve el fondo ni si llega la cuerda. Finalmente dimos unos 38 metros medidos a brazadas y dejamos instalado un desembragable por si había que dar más cuerda cosa que al final no solo no hizo falta, sino que sobraba.  Este tercer rapel es espectacular con alguna zona volada, pero por lo general manteniendo contacto con la pared casi todo el descenso en la poza del final ya fuimos conscientes de lo fría que esta el agua en este tiempo. 







Tras unos pasos por el cauce se llega al cuarto rapel que se realiza por la derecha del agua y que permite un salto desde la mitad de este ya que la poza de recepción tiene profundidad, aunque la mayoría optamos por no saltar. El rapel 5 de la reseña es destrepable y decidimos no continuar ya que la vegetación se espesaba mucho y no parecía que quedara nada muy interesante del barranco.





La sensación global fue de un barranco muy vertical y muy corto horizontalmente, los tres primeros rapeles van seguidos sin pausa y no hay mas de 20 metros hasta el del final. 


Luego comenzó una dura subida con bastante pendiente en la que hay alguna cuerda fija para ayudar a superar un escalón de roca y tras 90 min de caminata llegamos de nuevo al coche y de allí a Cortes de Arenoso a tomar un merecido refresco ya que los neoprenos y la subida nos hicieron sudar un buen rato.






Redacción: Alfonso

viernes, 1 de junio de 2018

maYencos. Canyoneering Technical Meeting 2018.

Empezar agradeciendo a mis compañeros Andrés, Loli, Jose Dolz y Jose Ángel que me llevaron de la mano todo el fin de semana, no solo en los barrancos, también fuera, presentándome a todo los colegas barranquistas, preparando las actividades y sobre todo y lo que mas agradezco es que me enseñaran a reconocer un caudal peligroso y como afrontarlo. Desde luego yo me lo pensaré 2 veces, antes de volver a entrar en Forronias, con ese caudal.


Empezamos el fin de semana quedando Jose Ángel y yo, un poco antes de la hora acordada, para salir antes, recoger llaves del apartamento y hacer las inscripciones en la organización.

Al llegar los compañeros que faltaban, empezó el cachondeo, se encontraron con otro barranquistas, se conocen todos, que pasada, gente estupenda, sin conocerme de nada me aceptaron como uno mas en segundos, mencionar a las compañeras Mónica y Amparo, que energía, son la "leche".

Sábado FORRONIAS muy temprano nos dirigimos al barranco, después de verlo desde bajo, barajar si hacerlo por su caudal alto, decidimos hacerlo.



Fue impresionante, es bastante largo, muchos rapeles y destrepes, un paso espectacular en el que pasas por dentro de una ola, mejor imagen para entenderme.



Recuerdo otro paso puñetero, que el caudal se estrecha y coge fuerza, hay que pasarlo rapelando,  lo pase con pies de plomo.


La lavadora, una poza en la que la fuerza del agua no te deja avanzar, tienes que salir y continuar rapelando "NADA" ahí estaba Andrés, esperando para echarnos un cabo y ayudarnos a salir. Ojo que se hace pie, pero es complicado salir.






Los siguientes rapeles eran mas amplios, pero aun así, la fuerza de agua a mi me llegó a voltear, nada que no pudiera resolver bajando mas rápido.

El último rapel tenia un volado de unos 30 metros, pero de risa, después de lo vivido.

Seguimos sábado tarde d´OS LUCARS,  cortito, lo hicimos en muy poco tiempo.

Empezó a ponerse mal tiempo y llegamos adelantar otro grupo. Andrés puso 2 cuerdas en paralelo y bajamos de ahí enseguida.

Decir que esta bonito muy a aconsejable para todos los públicos.
Sábado tarde noche ducha, unas frescas y cena en el frontón de Biescas. Cena ligera, rifa, y un gran ambientazo.

Después nos fuimos, empezó a subir el caudal de alcohol en la zona  !!!!peligro!!!! Que mañana queremos barranquear.

Domingo madrugar costo mas, nos fuimos al OLLAZA. Muy muy chulo, mucha vegetación alrededor, se encañona.

                 

Llevaba también agua, cuando no es lo normal. Aquí si pude meterme dentro del caudal rapelando y pelear un poco con el agua.



Recogimos trastos y para casa, sin percances en la carretera en nuestros vehículos.

 A sido una experiencia inolvidable, las imágenes lo confirman.


Redacción: Ivan Roig

sábado, 26 de mayo de 2018

Barranco de Bujete, Cortes de Pallás.

El dissabte 26 de maig (un dia abans que ploguera... cason dena...) , ens plantarem en Cortes de Pallas, Andrés, Rober, Ivan Roig, José Dolz i jo (Salva), per a fer un barranc de col·leccionista, el Bujete.
Després de mil voltes i revoltes que fa la carretera des de Bunyol a Cortes, pararem a fer un esmorzaret per llevar-nos el mareig i assentar l’estómac, després anàrem al barranc a baixar l’esmorzar... hehehe. 

El començament del barranc estava sec del tot, excepte alguns tolls d’aigua estancada, als quals evitarem mullar-nos; de fet per no entrar als bassals fangosos, evitàrem els primers ràpels (molt menuts) per la vora dreta.



El paisatge és prou salvatge, es nota que este barranc el fa molt poca gent o menys.
Els dos ràpels que paguen la pena, també estaven secs, una llàstima, donat que la bellesa del paratge bé mereix una visita, la falta d’aigua li resta diversió al barranc.





















En un dels dos ràpels de 35, hi havia un toll d’aigua insalvable i generosament Andrés es va oferir a posar-se el neoprè i fer un guiat per a que la resta no caiguérem a l’aigua estancada, encara que algun que altre  company va estar gravant amb el mòbil per si de cas la corda es destensava i anàvem de cul al clot. 























La sortida del barranc va ser el més entretingut.


S’ix per un dels penya-segats que donen forma al pantà de Cortes, per una sendera enmig de la paret vertical. Es pot admirar el pantà, algunes runes de la construcció de la presa, les cabres que defugen del contacte humà i les aus rapinyaires que nien als penya-segats.





















La via ferrada de sortida solament té un tram (les referències que teníem deien que n’hi havia dos, però no és així). Algunes de les grapes de la via, estan un poc soltes, almenys dues s’han caigut i són tan fines que semblava que es doblegaven del pes, a més hi ha grans roques soltes que aparenten fermes, d’on t’agafes o recolzes el peu de manera instintiva amb el perill de tirar-les avall al cap d’una companya o company.







Finalment quan aplegarem a dalt, ens trobarem amb la sorpresa que l’accés a la pista forestal està tancat i haguérem de caminar entre argelagues, i branques cremades (que ens deixaren les cames boniques del tot...) fins trobar una part de la tanca tombada per on es pot accedir a la pista forestal.















Després de tres hores estàvem al cotxe, satisfets i amb ganes de prendre una cerveseta (o coca-cola light).




Track completo

Redacción: Salva