sábado, 29 de septiembre de 2018

Simas Higuera y Gótica.

Primera salida de espeleo de las actividades pata negra y esta vez la organización la lleva Maria José Berlanga. A las 9 de la mañana quedamos en el club para recoger material y salir hacia Caudiel. Ya en la zona parking después de pegar un bocado decidimos hacer dos grupos dejar el material instalado y cambiar de cavidad para finalmente recuperar el material de la última.


Mi grupo está compuesto por, Iván, Iván Roig, Chema y un servidor (Sevi). Nos toca hacer la Gótica primero porque Iván se tiene que ir pronto y no quería perdérsela, está muy cerca del coche y casi sin cansarnos llegamos a la sima e instala Iván seguidamente se mete y justo detrás Chema, parece todo fácil y sin problemas, pero ahora llegan los gorditos del grupo. Iván Roig se prepara e intenta posicionar para entrar y parece que no cabe, jajajajaja pero un par de movimientos y por fin se lo traga la sima después de resoplar y varios intentos, y ahora voy yo.
Me coloco en la posición que toca y me quedo totalmente en el aire los pies colgando y mi barriga haciendo tapón, (¿por ahí tengo que entrar yo?) me entra mucho agobio nunca he tenido que meterme en un espacio tan reducido pero mi ego puede con todo si Iván Roig puede yo también. Jajajajaja.
Me quedo bloqueado en el aire y no se por qué algo pasa, el mosquetón de freno de espeleo me tenía bloqueado y me lo quito como puedo y sin querer cae por delante de todos hasta abajo del todo. Por delante dos fraccionamientos sin complicaciones y cortos para finalmente abajo nos esperan formaciones espectaculares, una sima muy bonita de ver.



El orden de salida, primero Iván para ayudar en caso de que sea necesario porque la salida se prevé complicada. Seguidamente yo porque fui el que peor lo pasó al entrar, pero después de superar los dos fraccionamientos me preparé, me quite material de encima e inclusive el casco y trabajé sólo con el puño porque algo de pie se hacía por las paredes. Ivan se preparó para ayudarme, pero casi no le dio ni tiempo, salí disparado. Tenía tanto agobio de quedarme enganchado que no tarde nada, me dejé la piel, mis piernas a 200km/h por las paredes y hasta los dientes venían bien para hacer palanca. Detrás le tocó Iván Roig que si se tiró un buen rato para salir, unos 8 minutos y algo de ayuda le dimos y seguido Chema que es muy alto pero delgado poco sufrió.
Todos fuera y a por la Figuera.

Iván nos acompaña un trozo del camino, pero se da la vuelta y se marcha hacia Valencia y con los datos que nos da encontramos la cabecera de la sima y la gente saliendo de la misma. Intercambio de detalles y un poco de charla y cada uno a su siguiente actividad.

Nos quedamos un rato descansando antes de meternos que la subida era un poco dura.
Está sima solo tiene un fraccionamiento y sin agobios, muy ancha pero poco atractivo de ver. Zonas con derrumbes y pocas formaciones. Una visita rápida y para fuera.

Recogemos el material instalado por el otro grupo y salimos al parking. Decidimos Iván Roig y yo ir al pueblo antes de que el otro grupo termine y así tener algo de refresco y merienda, dejando a Chema por si terminan antes de lo previsto. Nos reunimos todos por fin y la entrada y salida de la Gótica es el tema del día jajajajaja.


A por las cervezas vamos y en Jérica paramos.

Redacción: Sevi.

sábado, 8 de septiembre de 2018

Barranquismo en el valle de Chistau

Los compañeros Rober y Migue proponen para el fin de semana del 8 y 9 de septiembre ir al valle Chistau, dijeron que iban a hacer la Garganta de la Sallena, que era un barranco técnico, al ver que solo iban ellos les comenté que si hacían algo más de mi nivel me apuntaba, me dijeron que sin problemas podía ir con ellos. Salimos viernes tarde dirección Sin, que es donde nos alojamos.

Sábado por la mañana, Garganta de la Sallena.

La aproximación fue de hora y media aproximadamente, algo dura para mí.


Comentar unos de los rápeles que tenía una lavadora puñetera, sino salias por donde toca no podía salir de la poza. Una de las cosas que no me agradó, es que había mucho espacio entre rápeles y muchos destrepes. La zona era muy resbaladiza y había bastantes troncos, con decir que nos costó unas 3.5h para unos 6-7 rápeles.





El retorno es corto, llegas al río, lo remontas unos metros y hay una subida que te lleva hasta el coche.


Tarde del sábado, barranco de Sein.

La aproximación fue de unos 20 minutos.

Al parecer iba a ser fácil, pero nos encontramos con el caudal alto. El movimiento de agua te hacía dudar si descenderlo, pero el compañero Migue lo conocía y sabía que no había peligro.





En las pozas haces pie, aún así hay varios pasos que daban miedo. Los compañeros se iban turnando en los rápeles complicados, siempre dejándome en el medio a mi, por mi falta de experiencia. En uno de los pasos había que pasar por bajo de una cascada, muy pegado a la pared para que no te cogiera, yo me agobie un poco bajo la cascada.







Otro de ellos había que bajar y saltar con fuerza para llegar hasta una cuerda ya instalada, había que cruzar una cascada y había una lavadora, el agua te llegaba a la cintura, pero tenía mucha fuerza. Recuerdo otro que pasas por bajo de una cascada, entrando por una ventana que crea el agua, una vez dentro podías salir a pie.





El retorno es inmediato, llegas al mismo puente donde se deja el coche.

Domingo, barranco de Chardal.

Decidimos hacer el Chardal por ser corto y estar en el mismo pueblo donde nos alojábamos, Sin. El barranco llevaba poca agua.



Lo mencionable es que hay un desviador para evitar un coche que hay totalmente incrustado en el barranco.


Los últimos rápeles  son largos y van muy seguidos, te puedes pasar una reunión muy fácilmente.

La aproximación fue de unos 30 minutos y el retorno lo hicimos atravesando un prado que te lleva directo al pueblo, nos costó unos 15 minutos.


Redacción: Iván Roig

Fotos: Roberto





sábado, 1 de septiembre de 2018

Avenc del Turio III (Espadilla)

Volvemos al Monte Turio para realizar una de sus tantas cavidades y abrigos que tiene esta loma. Como es de costumbre convocamos esta actividad en el Foro de Quedadas del Club, pero en esta ocasión por ser final de agosto no tubo una gran acogida. Pudimos reunirnos dos buenos espeleólogos, algo escaso para una sima que baja a mas de 150m. pero, no con la idea de hacer punta seria más que suficiente.

Topografía Avenc del Turio 3
En esta ocasión nos aventuramos Ivan y un servidor (Arturo) que allá por abril de este año fue mi primera visita ha este monte para bajar la Avenc del Turio I. Tras mis buenas sensaciones con esta sima quería volver a por otra Turio.
Por ciertas obligaciones de Ivan, salimos la tarde del Sábado llegando a las 15h. al parking, donde ya se inicia la senda colina arriba (dejo más abajo las coordenadas de la boca). Decidimos ir por el sector GEON para coger la vía que nos lleva a los -174m. desestimando bajar el último pozo de 22m por la estrechez que mencionan la descripción. Nos equipamos con dos cuerdas de 90m. más un par de 25m.
Tras unos 20 min. de caminata para subir a la cumbre del monte Turio y localizar la boca. A las 16:30h comienza Ivan a instalar la primara parte (El pozo de 66m). Siguiendo siempre la orientación Norte no hay perdida para localizar el spit que te lleva al sector GEON. Estrechandose considerablemente cuanto más cerca de la base de este pozo.

Una vez acabado este pozo usando una de las cuerdas de 90m. progresamos sin mayores complicaciones. Al ser una fractura tectónica no hay mayor duda para saber por donde progresar. Llegamos al pasamanos y sacamos la otra cuerda de 90m para instalar, abandonamos una de las de 25m. y nos bajamos otra por si nos queda ganas de instalar el pozo de 14m. En este tramo cambiamos los papeles y me pongo con llave en mano a instalar. El pasamanos no es volado, el suelo esta escorado en unos 40º pero muy arenoso por el que es fácil resbalar he irte por la fractura al cabo de unos 3 o 4m de rampa. Llegado a mitad de pasamanos, es fácil localizar el spit que te lleva a la cabecera del pozo de 50m. La encontraras fijándote en el techo roca 3 metros rampa abajo.
Chapa utilizada en la cabecera del P50
Sabiendo de su posición en el techo, nos llevamos dos chapas clown para la instalación de la cabecera. tras varios fraccionamiento y a un que otro protector para evitar esos roces leves en la cuerda llegamos a su base. No muy motivados por las estrecheces por las que íbamos salvando en buena parte de los pozos y siendo bastante tarde, decidimos no continuar con el pozo de 14m. y remontar lo bajado.


Mi opinion sobre esta sima, referente a la via GEON
"Mis expectativas estaban en superar a la Turio 1, pero no fue así..."
Las instalaciones son viejas, difíciles de localizar por mimetizarse a causa del oxidado de los spits y en muchos de ellos no se consigue más que meter la mitad del tornillo de la chapa debido al sedimento. Las estrecheces están al orden del día complicando mucho la ascensión. Técnicamente no es muy deportiva, entendiendo como deportivo complicados pasamanos, cabeceras y fraccionamientos. Por lo demás es lo que te puedes esperar en una cavidad tipo fractura tectonica, nada de formaciones y poco más. Para llegar a la base del pozo de 50, tan solo nos valió dos cuerdas de 90m. varios protectores y cintas. Si puede ser buena opción para un grupo grande que se quieran dividir entrando unos en la Turio 1 y otros en la 3 por su cercanía.

Coordenadas WGS84
Logitud: -0,34373600
Latitud: 40,00849300

Enlaces recomendables sobre las cavidades del Monte Turio:
http://www.cuevascastellon.uji.es/ES6D01.php?id=1971
http://gim-elx.epizy.com/turio3.htm
http://www.tracalet.es/2017/04/sima-turio-i-fanzara.html
http://cavitats-subterranies.blogspot.com/2013/05/las-cavidades-del-monte-turio-614.html
http://cavitats-subterranies.blogspot.com/2013/04/las-cavidades-del-monte-turio-214.html
http://cavitats-subterranies.blogspot.com/2013/05/las-cavidades-del-monte-turio-1214.html

Redacción y fotos: Arturo

sábado, 18 de agosto de 2018

Finde en el sistema Lecherines


Travesía de los Paseantes

El sábado nos levantamos a las 8 y nos preparamos para realizar la Travesía de los Paseantes, que consiste en entrar al Sistema Lecherines por la sima B-13 y salir por la sima C-12. Una travesía de unos -200 metros de desnivel y no llega a 1 km de longitud.
Después de un desayuno contundente algunos, muy escaso yo, ya que cuando llegamos a la boca de la cueva busqué desesperada mi bocata, comenzamos la aproximación.
La actividad la empezamos Adán y Diego, dos compañeros del Centro de Espeleología de Aragón, Paco, Roberto, Iván, Ana y yo (M José). La aproximación de poco más de una hora, bastante cargados con la ropa, los equipos, comida, etc., con mucho desnivel positivo y totalmente fuera de la senda, se hizo un pelín dura. Ana que ya tenía resentido el cuádriceps se acabó de lesionar y decidió no entrar a realizar la actividad, una pena ya que tuvo que volver al refugio.

Comenzamos a vestirnos, preparar el equipo y a descender, sobre las 11:00 h.


 
La travesía está totalmente instalada con cuerdas fijas. Entran primero Adán y Diego, que son los que nos guían por la misma. Unos máquinas los compañeros del CEA, ya que Diego suele estar en campañas de exploración del Sistema Lecherines y Adán, a pesar de que no conocía la travesía, con reseña y brújula en mano nos guió por todo el recorrido.
La mitad del desnivel de la travesía se salva en la boca de entrada, con un primer pozo de casi 80 metros, dividido en varios fraccionamientos. El último rápel tiene una cuerda guía a la que hay que pendulear empujándote desde una de las paredes para poder alcanzarla y anclar uno de los cabos. En este punto escuchamos a Adán gritar algo, que no entendimos y como si fuera el teléfono loco nos fuimos pasamos la indicación unos a otros. Resulta que alguna piedra había cortado la cuerda del rápel y estaba muy, muy, muy justa, tan justa que cuando llegué al final de la cuerda guía, el nudo que había hecho Adán de final de cuerda, (en la del rápel) llegó al mosquetón de freno.


 A partir de ese punto vienen una sucesión de rampas, trepes, destrepes y pasamanos que hacen la travesía muy divertida y que hacen entrar en calor (en mi caso sudar mucho), ya que en general la cueva es muy fría.

 
Pasamos la Galería Irene y llegamos a la Tirolina. También un rápel guiado donde la mayoría del recorrido tienes que ir empujando tu cabo para no quedar colgado como un jamón.



Una vez pasada la tirolina hicimos una parada para reponer fuerzas y llegamos a la sala de la Bifurcación, Paco e Iván continuaron descendiendo hacia la Sala Camboya a - 400 metros, el resto de grupo seguimos hasta la salida por la boca C-12. Más rampas y pasamanos, hasta el túnel del viento, que bien hace honor a su nombre y en este punto utilizamos el croll (primera vez en todo el recorrido) para salvar los 8 metros positivos hasta la salida, sobre 15:00 h.
La travesía es muy divertida y muy variada gracias a los pasamanos y los destrepes, para mi fue una actividad alucinante de unas 4 horas aproximadamente.
El recorrido de vuelta, atravesando el lapiaz, fue lo mas tortuoso del día, jeje, ya que las grietas que forman las rocas, unido a la pendiente, hacían que no pudiera avanzar erguida.

 
Pero una vez logrado el lapiaz, el retorno es precioso y ya de vuelta en el refugio nos esperaba la hospitalidad de algunos miembros más del CEA.




Redacción: María José



Sima A-111

Después de pedir consejo a los compañeros del CEA, decidimos que el domingo iríamos a visitar la A-111. Para esta actividad los integrantes fuimos Paco Vañó, Iván Doyague y yo (Roberto). Salimos del refugio y empezamos a bajar por el GR buscando la A-111. No tardamos mucho en encontrarla y empezamos a equiparnos. Es curioso esto de la espeleo en el norte, fuera hacía un calor de justicia, que nos estaba haciendo sudar bastante, pero nos tuvimos que poner mono interior, pasamontañas y mono exterior para entrar a la sima, ya que dentro hace bastante frío.
Entré yo primero, vi un paso muy estrecho del que no nos habían hablado y cuando lo consiguí superar me di cuenta de que no hay camino por ningún sitio, nos equivocamos de cavidad. Salimos y otra vez a buscar. Por suerte, no tardamos mucho en encontrar la verdadera A-111, estaba muy cerca. En esta sima, a fecha de hoy, nuestros compañeros del CEA continúan explorando, así que encontramos todos los pozos ya instalados. Esta vez Iván encabezaba la marcha, le seguía Paco y por último yo. Bajamos por un pozo algo estrecho y con bastante barro.



Después de unos pocos fraccionamientos llegamos a la base del pozo. Avanzamos un poco y enseguida vimos una espectacular sala con un lago.

La atravesamos y más adelante no tardamos en llegar a caminar por al lado de un pequeño río subterráneo. Seguimos el río un poco, subimos por unas cuerdas y en no mucho tiempo llegamos a un sitio estrecho, que para atravesarlo había que llenarse de barro pero bien

 
Que suerte la mía cuando se puso a sonar una alarma de mi reloj que nos indicaba cuando darnos la vuelta, ya que teníamos que volver a Valencia y no podíamos salir demasiado tarde de la cueva. Me libré por poco de tener que revolcarme por el barro ;) La salida de la cueva se dio sin problemas, a buena hora ya estábamos fuera.


Nos quitamos todos los cacharros y la ropa de espeleo, para seguidamente coger de nuevo el GR de vuelta al refugio.

Al llegar, nos estaba esperando una gran comida, que muy amablemente prepararon nuestros amigos del CEA. Ya después de comer llegó la hora de las despedidas y de volvernos a Valencia.

Antes de terminar, agradecer en nombre de todos los de Tracalet, la hospitalidad que los compañeros del CEA tuvieron con nosotros. Yo tengo que darles las gracias especialmente, ya que por un gran despiste, me dejé el casco en casa y si no llega a ser por ellos no hubiese podido visitar el espectacular Sistema de Lecherines. ¡Muchas gracias!



Redacción: Roberto






sábado, 28 de julio de 2018

Gorgo de la Escalera

Salimos Sevi y yo directos a almorzar en el pueblo de Anna. Ya que es un barranco muy corto, decidimos hacer este, por que esa misma tarde, Sevi tenía un compromiso.


Después de almorzar salimos desde un puente que está antes de llegar al pueblo, la aproximación es corta. Un primer rápel seco, de echo los neoprenos los cogimos pero no los sacamos de la saca. Al ser un barranco tan rápido, pude aprovechar para hacer alguna instalación.


Pasamos por una zona de bañistas hasta llegar al último rápel en el que había mucha gente de multiaveturas. El retorno en unos 30 minutos aproximadamente está echo.


Redacción: Iván Roig

domingo, 22 de julio de 2018

Cueva del Toro y barrancos Vale y Salt del Cavall.

El domingo 22 nos juntamos un grupo con ganas de hacer más de una actividad, la programación inicial estaba constituida por la cueva de Toro en Alcudia de Veo y el barranco de Vale en Lucena del Cid.


A las 9:30 habíamos quedado directamente en el acceso de la cueva del Toro, una vez reunidos bajamos la corta senda hasta la boca y nos cambiamos para iniciar la exploración. Con los neoprenos enfundados nos dirigimos al interior de la cueva guiados por José Vicente que era el mas experto del grupo poco duró nuestra alegría ya que al llegar al primer sifón José Vicente nos anuncio que por las recientes lluvias de los días previos estaba intransitable y que no se podía acceder así que media vuelta y todos para fuera de la cueva. 

Decidimos poner rumbo a Lucena no sin antes parar en uno de los pueblos del trayecto a realizar un generoso almuerzo y no romper ninguna de las buenas tradiciones de Tracalet.

Lucena del Cid nos recibió con una abundante lluvia que no nos amedranto, nos cambiamos y encarando el inicio del barranco se había convertido en escasas gotas. El barranco discurre por la parte posterior de Lucena y en las reseñas aparece como un barranco sencillo con alrededor de media docena de rapeles cortos sin complicaciones. Al poco de entrar nos dimos cuenta que el barranco había cambiado desde 2015 fecha de las reseñas y se había convertido en un vertedero poseído por la maleza lo que hizo que además de tener que evitar el agua maloliente y los números desperdicios tuviéramos que pelear con unas zarzas cada vez mas frondosas.


El ver la senda de salida fue un autentico alivio para todos y regresamos a los coches con un amargo sabor de boca.

Aunque eran las 4 de la tarde planteamos hacer otro barranco cercano que nos quitara el mal sabor de boca y decidimos acercarnos al Salt del Cavall, en este momento tuvimos dos bajas y Jose Vicente y Brenda no abandonaron.

Nos liamos un poco con los track de aproximación, pero en resumen hay que llegar a la fuente del Esqueix y aparcar allí, coger la pista principal y enseguida encontramos una senda que en menos de 10 minutos nos pone en el cauce. Tras un rato de resaltes y destrepes llegamos al salto del Cavall de 35 metros sin haber encontrado el primer rapel de 8 metros que viene en las reseñas, aunque por lo leído de otros aventureros no somos los únicos que no lo han encontrado. Este rapel es bonito aun sin agua como lo encontramos comienza en caliza propia de la zona y tras un corto volado se sigue por una gran formación de toba, para nuestra alegría la poza de recepción estaba llena de agua y limpia lo que nos permitió que los neoprenos recuperaran la decencia tras el barranco de Vale. 


Este rapel puede finalizarse por la derecha con un salto de nueve metros por la izquierda uno de 6 y abajo hay unas rocas que permiten uno de unos 4 metros, todo destrepable así que nos dimos una buena ración de saltos que nos quitaron el disgusto previo.













Tras una pequeña represa en que el agua está más fría que la anterior llegamos al segundo rapel de 18 metros con una gran poza para nadar y un salto posible desde una exigua repisa a seis metros del agua. El acceso a la cabecera es complicado por lo que monto un pasamanos y bajamos todos rapeleando menos Darío que se atreve con este segundo salto. Tras un baño en la poza se sale por la derecha de está encontrando rápidamente una senda que nos lleva a una balsa y de esta se siguen las marcas azules y blancas de nuevo hasta el coche. 
Buscamos otro bar para merendar cenar y tras esto cada uno para casa tras mas de 10 horas de actividades varias.

Redacción y fotografías: Alfonso