domingo, 12 de mayo de 2019

Barranco Fondo

Esta vez este barranco no tuvo gran poder de convocatoria y al final solo estábamos dos personas para realizarlo, Jordi y yo.
El día comenzó sin apretar mucho con el calor cosa que agradecimos en la aproximación que es empinada y de casi una hora hasta la cabecera.
Al barranco se accede por su margen derecha, se baja al cauce y se cruza saliendo por la margen izquierda para superar la vegetación y luego se retorna al cauce desde la margen izquierda.


El primer rapel precisa de un pasamanos corto, desde el que se hace un rapel hasta una reunión aérea y de esta al cauce que abandonamos como se ha comentado.














EL retorno al cauce se hace con un rapel instalado en un árbol con cadena protegida con funda, en el descenso la cuerda rozaría con la roca, pero está instalado un anti roce metálico en la pared para evitarlo.






Una vez dentro del cauce hay varios rapeles cortos uno de ellos que se instala con pasamanos y otro que se instala con un desviador recuperable para evitar los roces de la cuerda. El interior del cauce esta vestido con abundante vegetación que aporta sombre y frescor al recorrido pero la senda por el interior es mas que evidente y no es complicado avanzar. Esta parte del barranco sorprende por los pulidos de la roca y por lo bien formado que esta no esperando un barranco así cuando lo ves desde fuera.






El final del barranco es una sucesión de 3 rapeles encadenados con la reunión intermedia colgada, así como la salida de la última reunión.

El descenso es inicialmente por una grieta estrecha que se ve durante la aproximación y el ultimo rapel comienza volado para acabar en rampa.



En total fueron 4 horas de actividad en un barranco que no deja indiferente y sorprende por lo estético y aéreo que es, además de la suerte de conocerlo con un experto como Jordi que se lo conoce a la perfección y sabe explotar al máximo cada una de las instalaciones para que además de disfrutar el barranco te puedas llevar aprendizaje en la actividad.

Redacción y fotografía: Alfonso

sábado, 4 de mayo de 2019

Barrancos D´en Girona y Salt del Cabrer

Tras un primer intento fallido por mal tiempo por fin pudimos ir a Morella a conocer estos dos barrancos de los que tan bien hablan las reseñas a pesar de su brevedad. Formamos un grupo de 4 con Arturo, Carlos, Carlos y yo y ninguno había estado en ellos previamente. Dado que la actividad prometía ser larga quedamos pronto para almorzar sabiendo que durante la actividad no pararíamos a comer. Aparcados los coches en el parque eólico, decidimos vestirnos con los neoprenos ya que la temperatura era de 4 grados y soplaba un aire bastante fuerte. Al pasar la puerta metálica que citan las reseñas nos dimos cuenta que el camino era malo, pero si transitable para el coche por lo que cogimos uno que aparcamos donde se deja el camino para bajar al barranco poco después de pasar una masía derruida opción más que recomendable que nos quita casi dos km de retorno cuesta arriba al final de la actividad. Desde el camino el acceso al barranco D´en Girona es intuitivo sin senda sino campo a través siguiendo algunos cauces menores que van a verter al barranco, al acercarse a este la vegetación sobre todo la punzante se hace mas tupida y complica las cosas, si bien los aficionados a la botánica podrán identificar para su deleite mas de 4 variedades de plantas con espinas. Superadas parcialmente las espinas vino barro y terreno cenagoso para complicar un poco más las cosas, pero finalmente pudimos alcanzar el cauce del barranco.

El cauce es cerrado, pulido y bonito como describen las guías, lo pillamos con caudal pero bastante bajo, los rapeles son sencillos y de poca altura, pero el conjunto es atractivo. En el primer rapel de 6 metros se quedo atascada una cuerda y toco remontar para recuperarla. En total hay 5 rapeles ya que el penúltimo que viene en las reseñas en realidad es un pasamanos ya que la cabecera del ultimo y mas alto es un poco expuesta. Tras el ultimo rapel se pasa una arqueta de agua y se sale por la izquierda de nuevo campo a través, pasando un corral derruido y muchas mas zarzas que en el acceso. Al llegar al camino lo seguimos en sentido descendente para buscar el inicio del siguiente barranco el Salt del Cabrer.

El acceso a este barranco tampoco es cómodo y además hay bastante vegetación en el cauce inicialmente que obliga a salir de el en varias ocasiones además la mayor parte de este barranco consiste en andar por el cauce ya que hasta casi el final no se estrecha y tiene los saltos. Además, al poco de comenzar a andar el agua desapareció y el barranco lo realizamos sin agua.

La parte bonita que describen las guías es realmente el final donde hay tres rapeles cortos y mas o menos seguidos. De nuevo el ultimo rapel, el mas alto y atractivo tiene acceso por pasamanos lo que le dota de cierto atractivo. Nada mas acabar se sale por la derecha del cauce y rápidamente se alcanza una masía y la pista de retorno al coche tras varios kilómetros de caminata. 



En total 6 horas de actividad de las que poco tiempo fue de descenso de barranco. No creo por lo que comentamos que ninguno de los cuatro se anime a repetir estos barrancos por lo cortos que se quedan para el esfuerzo y pinchazos que hay que sufrir para realizarlos o si acaso el D´en Girona que requiere monos esfuerzo es más estético y tiene agua aunque poca. 

Redacción y fotografía: Alfonso

viernes, 26 de abril de 2019

Valles de Jerte y de la Vera.

Aprovechando el puente de san Vicente decidimos volver al Valle de la Vera y valle de Jerte al igual que el año pasado para continuar haciendo los barrancos de la zona. Quedamos al final Sevi , Estela y yo (Jose Dolz). Nos hospedamos en el albergue del Lago de Regina llegando a las 3:00 am. Este año al ser solo tres nos alojamos en un bungalow bastante aseado. 



El sábado tras un magnífico desayuno nos vamos a realizar nuestro primer barranco en el valle de la Vera, Garganta Mayor. Nos perdimos en la aproximación , nos sorprendió una familia de jabalíes y tras llegar al mirador encontramos el prado que buscábamos para adentrarnos al barranco.





Nos cambiamos y al lío. Llevaba bastante caudal y el primer rapel con una recepción complicada lo evitamos, recepción directa a una fuerte lavadora sin poder salir salvo escupirte cascada abajo. El resto del barranco lo descendimos sin problemas. Nos fuimos de turismo al pueblo y a cenar productos típicos con la familia del Sevi. 







El domingo cambiamos al Valle de Jerte con la intención de realizar la garganta de Papuos. Tras llegar al Parking comenzamos la aproximación desde el pueblo junto a la caseta de turismo. Una hora y media de fuerte subida solo llaneando los últimos diez minutos. Llegando al inicio del barranco ya pudimos observar las fuertes cascadas con un caudal enorme. Desistimos realizarlo.

Paramos en cabecera para comer unas barritas y decidimos bajar para realizar el barranco de los Hoyos que ya habíamos pasado por su inicio en la aproximación. Nos vio un cabrero y bajo para saludarnos y aconsejarnos que no nos metiéramos porque llevaba muchísima agua de deshielo. Un hombre muy simpático que nos guió por un atajo para bajar ( y subir) que ya conocemos para la siguiente vez. 











Nos metemos finalmente en el barranco de los Hoyos y entré aproximación por la mañana y barranco por la tarde echamos el día. Barranco cortito pero si estas por la zona interesante hacerlo. 



Nos fuimos al pueblo de Garganta de la Olla a cenar un cabrito , productos típicos que nos había preparado la familia del Sevi y vino casero. Umm..... Para chuparse los dedos. 

El lunes nos levantamos ya con la idea de recoger trastos. Desayunamos en el albergue del Lago con Regina y nos vamos a comprar quesos caseros al cabrero del pueblo. De ahí vuelta a Valencia y fin del viaje. 

Redacción: Jose M. Dolz

jueves, 25 de abril de 2019

Barranco del Lobo (Cirat)

Nos desplazamos hasta Cirat (Castellón) con la intención de realizar el “Barranco  del Lobo”. Este es un barranco de corta duración que por sus características  (8 Rápeles, el más largo de 16 metros) es ideal para practicar todo tipo de maniobras, como pasamanos, rápeles guiados, desviadores, maniobras de autosocorro… 
Para llegar a él hay que desplazarse hasta Cirat, yendo por la CV-20 en sentido a Torrechiva  el camino que da acceso al barranco está a mano izquierda entre los km 40 y 39. Tomamos la pista forestal hasta llegar a una curva cerrada a izquierdas en la que hay un pequeño cartel que indica la Fuente del lobo, ahí dejamos el coche e iniciamos el camino hasta el acceso del barranco a unos kilómetros de ahí. Seguimos este track de wikiloc

Al no hacer combinación de vehículos continuamos por la misma pista forestal durante unos 2 km hasta encontrar un pequeño camino que sale a mano derecha, que también en el parking de la cabecea del barranco. Seguimos por ese camino hasta el mismo barranco y una vez en él lo descendemos andando sorteando bloques de piedras y pequeños destrepes  hasta el inicio del 1º rapel. Al haber llovido los días anteriores las pozas están llenas por lo que hay que ir con cuidado al bajar los rapeles si no quieres mojarte. Las instalaciones están en buenas condiciones, todo instalado con parabolts con anillas y cadenas. Consta de 8 rápeles donde es posible practicar un pasamanos en volado, un rápel guiado y varios desviadores. 

Inicio del barranco


Instalación rapel guiado

Pasamanos volado




DATOS TÉCNICOS:
Acceso: Cirat, Castellón.
Altura de rápel más largo: 16 metros 
Caudal: Habitualmente seco. 
Combinación de vehículos: Posible.
Material necesario: 2×20 mts y alguna cuerda de menor longitud para rapeles cortos.
Material de instalación: Todo instalado con parabolts + anilla, descuelgues con cadena, y se han reforzado las instalaciones antiguas con parabolts.
Época: Todo el año.
Horario de aproximación: 15 minutos con combinación de vehículos, 30  sin combinación de vehículos.
Horario de descenso: 2 – 4 horas según grupo y maniobras a practicar.
Horario de retorno: 10 minutos.
Escapes: no se conocen.

Redacción: Sime

domingo, 24 de marzo de 2019

Avenc Muladar, una guía detallada

Tracalet vuelve a la zona de la Sierra Calderona para realizar esta cavidad en Serra. En su primera vez puedes ver leer su crónica aquí.

En esta ocasión tan solo pudimos ser dos aventureros, Carlos Salsa y un servidor (Arturo). Como siempre, si es la primera vez que visitas dicha cavidad, es documentarte de ella y cuanto más mejor, para no tener sorpresas. Lo primero, localizarla con unas coordenadas fiables y a poder ser contrastadas por otras de distintas fuentes. Lo mejor suelen ser guías impresas de la zona especializadas en la espeleologia, pero si no disponemos de ella o no la hay nos tocara preguntarle a San Google. Para esta cavidad no fue difícil dar con unas coordenadas aparentemente correctas, al parecer tanto la ficha de esta cavidad como la de alguna otra crónica de otro club apuntaban a un track de wikiloc, por ello me daba mucha seguridad de que las coordenadas eran las correctas.

Ahora toca encontrar la topo si no la tienes ya. En su caso la encontré fácilmente por internet en este enlace, ademas dando una breve descripción de ella. Pero a falta de dar detalles como la cantidad de cuerdas y la calidad de las instalaciones. Por ello, no hay que conformarse con eso y si puedes leer las experiencias de otros aventureros que hayan realizado la cavidad mucho mejor. Casi seguro que habrá alguna crónica de la visita por parte de otro grupo de aventureros. Así es como consigues la mayor información. Llegue incluso a encontrar un articulo en la revista Berig nº12 la crónica de su descubrimiento con mucha más información detallada.

De esta forma averigüe que ya estaba instalada en parabols en su mayor parte. Pero no logre saber que cuerdas han utilizado otros, pero viendo la topo puedes deducir a ojo lo que se necesita. Así es como lo hice. Básicamente eso, paso a explicar mi experiencia en esta cueva y que material lleve y cual seria el recomendado.


Aproximación
Como mencione hay un track en Wikiloc aquí totalmente fiable y comprobado. Debes de estar registrado para descargartelo.

Bien, es verdad que hay un pequeño tramo para cuando coges la pista final que vá al deposito que si bien es muy corto (quizás no mas de 150m) si vas con un turismo que no es muy bajo lo puedes pasar a duras penas yendo con confianza y sin dudar en la marcha. Con un todo terreno o coche SUV (todocaminos) se pasaría sin mayor problema.

Si logras llegar al parkig del Deposito, ya solo quedará unos 15 a 20 min pateando por el monte. Hay hitos pero será fácil perderles de vista, por lo que es imprescindible ayudarte de una app del movil o un gps tipo Garmin.


Material
Tan solo íbamos con la idea de llegar al paso Juanki ya que a partir de ahí, lo que sigue es poco y demasiado estrecho según leído por otras crónicas. Llevamos 3 cuerdas (80, 50 y 40 m) para llegar a la cuota de -100. Aun que también llevamos mosquetones con chapa para spits, no nos hizo falta ya que la vía que escogimos esta toda con parabolts. Tampoco nos hizo falta cintas planas ya que en el pasamanos donde se debería utilizar estaban y en buen estado, aun así es aconsejable llevarse por si acaso y valorar si usar las que hay puestas o poner una tuya. Con nuestras cuerdas nos vino muy bien por no decir que nos sobraba escaso un metro o dos de final de cuerdas, excepto con la de 50, que vino super justa, hubiera sido mejor con una de 55 o 60m en vez 50. Dejo reflejado en el croquis el uso de las cuerdas.



Tiempo de Actividad
Siendo dos hasta el paso de Juanki entre 4 y 5 horas (bajada y subida) como mucho la tienes hecha.


Observaciones
Es una cavidad deportivamente aceptable por sus pasamanos, en concreto al comienzo del pasamanos de P57, ya que es totalmente volado sin más apoyos que la anchura de la fractura, es por un tramo muy pequeño pero el más complicado ya que entre un parabolt y el siguiente pudiera haber 2 metros de distancia, eso conlleva que se cree un pendulo suficiente no apto para cardiacos ya que es fácil que resbales y pendulees de lo lindo. Te vales del ancho de la fractura de más de 1m para ir en oposición para llegar a ese parabolt, considero que si no tienes buena altura física podría ser muy complicado llegar. Y si a costado instalarlo, igual para desinstalar. Quitando esto por lo demás es coser y cantar.

Portafolio Fotográfico




 Redacción y fotos: Arturo

sábado, 16 de marzo de 2019

Doble visita Sima de Quatretonda.

El dia 16 intentarem fer la sima Quatretonda, en Quatretonda, i no poguérem aplegar fins al final, per això repetirem el dia 23. Sabíem que havien reequipat la sima, però no teníem cap informació respecte a com s’havia fet la reequipació, per això el primer dia ens quedarem curts de corda. 
L’equitació de tota la cova s’ha fet amb ancoratges químics de cadena o anella, hi ha dos ancoratges d’espit i un parabolt, encara que aquestos es poden evitar. Hi ha almenys tres capçaleres possibles amb dos passamans, un d’ells evitable. 


Al primer intent ens quedarem curs de corda, al segon intent duguérem una corda de 90 i dues de 60 i encara així ens sobraren únicament dos metres i apurarem moltíssim en les instal·lacions. És recomanable al menys un total de 220 metres de corda. Donat el gran nombre d’instal·lacions, fan falta al menys 25 mosquetons sense xapa, més dos amb xapa spit i un parabolt.

El primer pou fins una lleixa a uns 70 metres no té cap misteri ni és molt bonic, però molt bon lloc per a practicar la instal·lació de cavitats per als que tenim poca experiència. A la lleixa, hi ha un passamans còmode d’instal·lar ja que les anelles no estan molt separades. D’ací al fons del primer pou tampoc té cap dificultat.

A la base, a uns 90 metres, hi ha una sala amb formacions interesants, però cal anar amb compte ja que la base és una rampa amb pedrera que va a parar a un segon pou de 50. 

Per accedir al pou de 50 hi ha tres capçaleres possibles, encara que la més còmoda, és per darrere d’un gran bloc de pedra, a la qual es pot fer un passamans per accedir amb més seguretat. Ja en la capçalera s’ha de fer un altre passamans molt còmode ja que pots fer peu en tot moment.




A la base del segon pou hi ha tota mena de formacions espectaculars, paga la pena fer la sima. També trobarem algunes coses curioses, com ara estalactites artificials,  una garrafa de plàstic i una llauna envoltades completament de una capa calcària infinitat d’ossos d’animals i una creu de ferro un poc sinistra.






Al eixir de la sima, tant al primer intent com al segon ens feren una picaeta i una cervesa a Quatretonda, satisfets d’haver visitat la cavitat.



Redacció: Salva