domingo, 17 de febrero de 2019

Barrancos sierra de Bernia


El sábado quedamos Jordi y yo (Toni) para hacer unos barrancos de la sierra de Bernia, Paret y Revoltes, que ya han sido visitados por distintos miembros de Tracalet en diferentes años. A las 8 de la mañana desayunamos unos cafés , cogimos un coche y nos fuimos hasta el lugar. 
Empezamos con el Paret, la subida costó un poco pero cuando llegamos vimos que las vistas habían valido la pena, rápidamente nos pusimos a montar y a bajar los distintos rápeles. Como Jordi llevaba distintas cuerdas no tuvimos problemas. Los barrancos son secos, aunque nos topamos con dos pequeñas charcas que aun tenían algo de agua, pero sin problemas.







Terminado el primero, salimos al mismo camino que habíamos comenzado a subir, pero torciendo a la izquierda para coger el segundo barranco, con rápeles más verticales que el primero. La verdad es que subir otra vez la cuesta me costó lo suyo, la edad y la poca preparación física pasa sus cuentas, pero me divertí mucho con el segundo, rápeles más largos y verticales. 


De regreso nos despistamos un par de veces, pero objetivo cumplido, dejé a Jordi en Gandía y yo de regreso a Valencia.

Redacción: Toni Gironés





sábado, 9 de febrero de 2019

Barranco Paret

Sábado 9 de febrero, Tracalet tenía 2 opciones para el mismo día. Un equipo fue al barranco de Poyatos con aguas "termales" nosotros decidimos ir al barranco de Villa la Nao.

Imagen del Poyatos:



Las 7 de la mañana, salimos a buena hora para que no se nos vaya el día. Al llegar al barranco en cuestión, nos paran un grupo de cazadores y nos preguntan dónde vamos, a hacer el barranco les dijimos, nos enseñan un cartel en la salida del retorno en el que decía, batida de jabalís. Decidimos subir la aproximación en coche para hablar con el organizador, más de lo mismo. Tenían permisos para su actividad y podía ser peligroso para nosotros estar en la zona. Nada, buscamos algo de datos móvil y sacamos información de otro barranco cercano, barranco Paret, a una media hora de coche estaba.

Comenzamos el barranco, 8 rápeles, el mas alto de 35 metros, una aproximación de aproximadamente 45 minutos, bastante pronunciada y lo mejor, las vistas al mar. Era lo que buscábamos, algo fácil para practicar técnicas de instalación.








Comimos en un bar cercano y para casa.

Rober, Samuel, Iván Roig.






Redacción: Iván Roig

Fotos: Iván Roig y Samuel





domingo, 3 de febrero de 2019

Llenca del Serrano (Tous)

El domingo día 3 tuvo lugar la edición de febrero de “Avenc-tures pata negra” y para esta ocasión la sima escogida fue la Llenca del Serrano situada en el término municipal de Tous, en las Lomas del Campillo, concretamente en la margen derecha de un afluente del Barranco de Pertecates.

Quedamos temprano para tomar un café Salva, Sime, Fernando y yo para emprender la avenc-tura con algo calentito en el cuerpo ya que se levantó el día un poco frío.
Como llevábamos material suficiente, decidimos instalar dos vías y así practicar un poco. Cierto es que se trata de una sima con poca instalación, pero esto también nos permitió bajar y subir en compañía, haciendo más ameno el trayecto.
La boca de la sima tiene un diámetro de 1,20m y un tramo vertical de 7m, es entonces cuando se abre una amplia sala abovedada cuyo suelo, de bloques y arcilla, se alcanza a los ±40m de vertical en volado.
Una vez todos abajo ascendimos por la rampa de la pared oeste para acceder a una zona en la que la fisonomía de la cueva cambia completamente; en ella se pueden ver distintos espeleotemas como coladas, estalactitas, estalagmitas, columnas, banderas, etc… de distintos tamaños, alcanzando algunas de ellas grandes dimensiones.

      Al final de esta sala se abre otro pozo de 3,5m de diámetro que alcanza la cota -85m de la cueva por el que descendimos instalando la cuerda en una gran estalagmita que flanquea el pozo. 

Volviendo a la sala principal y continuando por la pared este, hacia el norte, existe un pequeño orificio a 1,5 metros del suelo por el que se accede a la sala Ajado a través de una gatera. 
            
Es una sala de 25m de longitud y 6m de ancho plagada de formaciones, entre las que destacan unas estalactitas cilíndricas de pequeño diámetro que alcanzan grandes longitudes, estalagmitas imponentes y coladas parietales. Todas estas formaciones han hecho que también se haya bautizado esta sala como “Capilla Sixtina”.

      Después de recorrer todos los rincones de esta magnífica cavidad y recrearnos viendo sus fabulosas formaciones volvimos a la vertical del pozo de entrada y fuimos remontando hasta alcanzar la boca.
Y como no podía ser de otra manera, culminamos esta avenc-tura, en el mesón Tous recargando las pilas y echando unas risas. ¡Hasta la próxima!

Redacción: Mar Gascón.

sábado, 19 de enero de 2019

Barranco El Lobo

Quedamos en la gasolinera los arcos y sin mas nos trasladamos en dos coches al barranco, llegando a Montanejos vimos que los coches tenían todos los cristales con hielo y en la carretera habían echado sal para evitar problemas de trafico.





Llegados al barranco nos pusimos a tomar algo y empezar.


Como llevamos suficientes cuerdas pudimos disfrutar los tres con poca experiencia, con tres mas experimentados y con mucha paciencia, pudimos ir mas relajados y montar pasamanos y desviadores para aprender de los mas experimentados con sus consejos y sobre todo con las correcciones cuando veían que dudábamos de como hacerlo.






Nos topamos con que habían retirado para nuestra sorpresa algunos anclajes durante el barranco, por suerte eso no impidió el que lo hiciéramos y disfrutáramos, pero nos extraño.















Sevi con su buen humor y su gran orientación nos guio por el barranco, tanto a la ida como a la vuelta, Robert y Salva nos iban aconsejando y corrigiendo y nosotros aprendiendo y disfrutando de no tener prisas y poder repetir cosas.

















Terminado el barranco, y guiados por Sevi volvimos a los coches para ir a comer a Montanejos al Restaurante de la piscina, lugar un tanto extraño por su decoración, pero eso si comimos y bebimos muy bien, tan bien que algunos se saltaron la dieta.


Redacción: Toni Girones

sábado, 5 de enero de 2019

Cabalgata de Reyes 2019

Tradicionalmente la Cabalgata de Reyes de Vinalesa viene siendo nuestra primera cita del año.

A las nueve de la mañana quedamos en nuestra sede social para organizar el material para la actividad.
Realizada esta tarea nos dedicamos a lo más importante el almuerzo, ya que con la barriga vacía no se rinde igual que con ella llena.

Montamos las distintas vías y dejamos preparadas las luces de neón, que nos acompañaran en el descenso.





 


Entre todo ese ajetreo se nos hace la hora de comer. Una paella valenciana nos espera.

Cerca de las cuatro de la tarde volvemos a nuestros quehaceres.
Los pajes pasan por sesión de maquillaje y al ensayo general. Recogemos los trajes de pajes y algunas golosinas para lanzar desde el campanario.



Mientras por otro lado se prepara el escenario donde nuestros pajes harán entrega de los regalos a los hijos de nuestros socios.


Ya con todo organizado esperamos la llegada de la comitiva Real.


   
A lo lejos se escucha el sonido de los timbales y se divisan las carrozas con sus Majestades.
   









Se inicia un pequeño castillo de fuegos artificiales mientras nosotros nos acercamos a las cabeceras.










Finaliza el castillo, la banda de música empieza a tocar, se encienden las luces de neón y llega nuestro momento.












Sin prisa pero sin pausa descienden los Pajes mientras llueven desde lo alto del campanario un sinfín de golosinas, confeti y demás presentes para los mas peques y no tan peques que está en la Plaza boquiabiertos viendo el descenso de los Pajes Reales por la fachada de la Iglesia.






 



Un año más hemos aportado nuestro granito de arena a que perdure la ilusión entre los pequeños.

Redacción: Andrés.