sábado, 14 de abril de 2018

Barranco Rio Juanes o Cueva del Turche.

El sábado día 14, con la ilusión de empezar a conocer a los primeros socios del Club Tracalet, nos acercamos al Barranco del Rio Juanes, cercano a la localidad de Buñol.
Después de las presentaciones y tras un rato de charla, decidimos acceder con combinación de coches a la cabecera del barranco, que está situada en el pueblo de Yatova.
Empezando a caminar por la senda llegamos al inicio del barranco, en ese lugar nos equipamos y comenzamos el barranco con un primer salto, el agua estaba bastante fría, ¡¡Los pelos como escarpias!! Jajajajajaja.












Seguimos con un pequeño destrepe y llegamos al primer rapel, y poco a poco fuimos bajando por el barranco, haciendo los sucesivos rapeles y pozas, sin ningún tipo de contratiempo, ya que el equipamiento del barranco está en buenas condiciones, salvo la reunión que está en la salida de la Cueva de las Palomas a la derecha, a la cual le falta la reunión.







Después de la cueva, ya que el barranco tenía poco caudal de agua, salimos del barranco y evitamos una zona de matorrales, sin hacer el rapel 4, por la senda de la izquierda siguiendo el PR hasta llegar al cruce del cauce, llegando a la zona mas espectacular con sus 3 rapeles seguidos R-10,17 y 35 m.


Este último rapel, con la espectacularidad del entorno formado por un circo de tobazo, con la laguna y la Cueva del Turche a sus pies, tenga agua o sin ella nunca nos deja indiferentes.


Una vez terminado el barranco y reflexionando con todo lo aprendido y lo bien que nos lo habíamos pasado haciendo el descenso con los compañeros, (Loli, Andrés, Ivan y Sime) seguimos caminando hasta llegar a los coches donde recogimos el material y regresamos a casa, con una gran sonrisa dibujada en la cara y la mente puesta en los barrancos que nos esperaban al día siguiente con otros compañeros de Tracalet.




Redacción: Rafa

domingo, 8 de abril de 2018

Avenc Cabeza Royo

El domingo 8 de Abril Iván propone la actividad de descender el Avenc Cabezo Royo. Se trata de una fractura de -133 m. y 290 m. de recorrido. La cavidad es compleja, ya que tiene dos bocas y varias vías para descender. Quedamos a las 9:00 en el club, recogemos el material necesario y vamos hacia Argelita.
A las 12:30 comenzamos el descenso, Iván quiere instalar el primer pozo y Raimon el segundo. En principio, queremos descender por la vía clásica. Elegimos la boca que está llena de maleza.
Al comenzar la instalación Iván nos grita: ¿Que pone en la reseñaaaa? Nosotros le cantamos la reseña. Y se oye: "No sé... algo no cuadra". Bajamos el primer pozo, una vertical bastante larga y amplia, iluminada por la luz natural de la boca, llegando a un péndulo de unos 3 metros que conecta la instalación en la pared contraria. Este primer pozo acaba en una repisa muy cómoda.

Aquí es donde Raimon me dice: "¿Eso era el pozo de 80 m.? No parece tan profundo". Yo miro a un lado y al otro de la repisa y veo que hay pozos a ambos lados, algo no cuadra. Continúa Iván con la instalación del segundo pozo, pasamanos en la repisa y algunos desviadores fijados de forma natural. Durante el descenso se estrechan las paredes, llegando a ser, en algún punto, como un metro de ancho.

Son descensos largos, con pocos fraccionamientos. Llegamos al final del pozo, en ese momento es cuando Iván y yo nos damos cuenta de que no hemos bajado por la vía clásica, bajamos por la vía del Descubriments. Un primer pozo de 50,4 m. y un segundo de 45,20 m. con repisa intermedia donde conecta con la vía de Els Petards y llegando a la base común que conecta con la vía Clásica. Raimon sigue convencido de que bajamos por la clásica... jejeje bueno, cada uno bajó por donde quiso.
Comenzamos el ascenso, Raimon desinstala el pozo 2 y yo el pozo 1. Es la primera vez que desinstalo y si la teoría no la tengo clara, la práctica ni te cuento... pero Raimon e Iván me dan muy buenas indicaciones. Poco a poco voy subiendo, recogiendo el material. Desmontar el péndulo fue muy divertido, cuando me suelto de la cinta fijada en la pared y me estampa la cuerda en la pared de enfrente. Ahí pensé: ¿pero cómo ha podido hace un rato instalar esto? ¿Cómo ha llegado a ese lado de la pared si no hay nada donde cogerse? 

Salimos de la sima a las 17:30, a Iván le pareció una birria de actividad, ya que no salimos de noche de la boca, pero lo pasamos bien y decidimos volver para, entonces sí, bajar por la vía clásica.

Redacción: Mª José

domingo, 1 de abril de 2018

Barrancos Nacimiento y Otonel


Quedamos a las 9,30 en Dos Aguas, Andrés, Loli, Rober, Salva y yo (Samu) y aunque parezca mentira llegamos los 3 coches casi a la vez...

 Nos dirigimos primero a hacer el barranco del Nacimiento, al llegar nos encontramos con un grupo de barranquistas que ya se dirigían al primer rápel, corrimos todo lo que pudimos y mientras nos equipábamos otro grupo llegaba, pero conseguimos instalar los primeros, y bueno, había que correr porque teníamos dos grupos detrás y Loli trabajaba ese día... Así que fuimos a tope y en una hora ya habíamos terminado el barranco... Menos mal que puse a grabar la Go Pro y en casa pude ver lo bonito que era el barranco porque allí no me dio ni tiempo jaja.



 
Al terminar, nos fuimos directos al bar a recoger el premio y despedirnos de Andrés y Loli, que se bajaban.

Llegamos al barranco de Otonel y no había nadie... serían las 13:30 aproximadamente. Nos saltamos los 2 primeros rápeles por el paseo que había que dar del r2 al r3. Este barranco nos lo tomamos con calma, nos dimos un chapuzón en una poza después de la pesada subida y practicamos instalaciones en pasamanos y cabeceras, a las 16:30 terminamos el segundo barranco del día y de nuevo al bar a recoger el premio.




Redacción: Samuel

Fotografías: Andrés y Roberto