jueves, 11 de junio de 2009

Barranco de la Peonera Inferior

Barranco de la Peonera Inferior (Rio Alcanadre) Sierra de Guara. Huesca

Barranco superconocido de la sierra de Guara. Lleno de barranquistas ocasionales y empresas de aventura. Divertido, sencillo y acuático en el estiaje. De cómodo acceso si solo se hacen los estrechos de Tamara. Con un final espectacular en la presa de Bierge.

Pero este barranco encierra unas cuantas historias trágicas con un final desagradable. Cuando se realiza fuera de las épocas más calurosas, se convierte en uno de los barrancos con más accidentes de toda la península.

Llevábamos toda la semana viendo el caudal del río. Pintaba muy bien, pero en los últimos días, este descendió hasta los 2,5 m3/seg. Medida nada desdeñable. Pero menos de la que esperábamos.
Sábado por la mañana, cielo encapotado y con un riesgo alto de lluvias. Comenzamos a caminar cerca de las 12 del mediodía. Tras una aproximación con una conversación barranquista agradable, llegamos al inicio del descenso. En la primera observación del caudal, pareció que no llevaba demasiada agua, pero bastó un primer contacto con ella para darnos cuenta de que no había que menospreciarlo.

Tras un largo pateo por el cauce sin ningún tipo de interés deportivo, aunque sí estético, llegamos a los estrechos de Tamara. Zona en la que el descenso se encañona y comienza a exigir más de nosotros.

En primer paso, es uno de los más peligrosos, pues es un gran sifón aspirante que en caso de que te despistes y no lo preveas, te traga sin que se pueda hacer nada. Se llama “El paso de Anaís”, en memoria de una chica que falleció en este lugar.
Estos estrechos se caracterizan por tener un montón de bloques en el cauce que con esta agua propician la aparición de múltiples sifones. Teníamos que ir con cuidado por nos encontramos unos cuantos.


Tras superar ciertos pasos un poco complicados, llegamos a las fuentes de Tamara, que nos indican el final de los estrechos con el mismo nombre.

Seguimos andando un tramo por cauce abierto hasta que llegamos a otra zona encañonada, llamada “Los estrechos del Puntillo”. Esta cerrada es mucho menos técnica que la anterior pero estéticamente bonita, pues está configurada en conglomerado (material rocoso muy común en Guara) a diferencia de la caliza de los “Los estrechos de Tamara”.

Una vez pasada esta parte seguimos andando por el cauce hasta la presa de Bierge. El final del descenso concluye con un salto de 9 metros desde la presa.

Tardamos unas 5 horas y media, con aproximación, parada técnica para comer y filmación en video. No está mal!

A las 6 y media ya estábamos en el apartamento tomando unas cervecitas.




Fecha de la actividad:23 de Mayo de 2009
Participaron: Mario, Jero y Diego
Texto y fotos: Diego

4 comentarios:

Victor dijo...

Un clasico, con leyendas incluidas. Vamos me imagino que Diego habra tachado otro de su lista!! La foto del la presa, todo barranquista la deberia de tener en su album.

Mario dijo...

En esa presa hice yo una foto a unos franceses con su cámara... y me dieron unas ganas de salir por patas con Pentax en mano, cuando estaban en lo alto a punto de saltar... Menos mal que soy hombre de paz y sobretodo, que tengo una Olympus.

Anónimo dijo...

No puedo creer que no haya leído antes esta entrada! scholarships
bad credit loans for unemployed

Anónimo dijo...

Saludos, muy interesante el post, espero que sigas actualizandolo!