domingo, 15 de enero de 2017

Revisión bco. La Cingla + calderas en Alcublas

En el pueblo se Dolz se celebraba la festividad de San Anton. El sábado bendijeron los animales y el domingo se hicieron juegos para niños, adultos y calderas para todo el pueblo.
Jose invitó a quien quisieraa del club a comer caldera en su casa.

Si no hacíamos alguna actividad por la mañana, la caldera nos podría sentar mal, jejeje. Así que aprovechando la cercanía del barranco de La Cingla, abierto por Jose y Andrés, fuimos a revisar en el estado en que se encontraban las instalaciones por si era necesario cambiar alguna.

El día anterior tuvimos buen tute y madrugón para ir al barranco de Abdet y el de Bolulla, así que algunos integrantes de la expedición Alcublas no pudieron aguantar y se quedaron en su casa...
Finalmente fuimos Loli, Carlos Capitán y yo (Andrés). Dolz se quedó en el pueblo supervisando la logística de las calderas.



Llegamos sobre las diez al parking de la Fuente del Señor con una temperatura de 4º C. Nos hacia presagiar lo que nos deparaba la mañana.








Empezamos la aproximación de una hora con frío y mucho viento, lo que hacía disminuir y mucho la sensación térmica. Al subir el collado y cambiar a la cara sur se notó bastante la disminución del viento.



Bajamos al cauce y nuestra sorpresa, pozas congeladas. Por lo visto del agua caída en las últimas lluvias.


La recepción del primer rapel, no estaba congelada en su totalidad pero casi.



Conforme íbamos avanzando nos encontrábamos mas pozas congeladas. Algunas de ellas sin agua, pero con un espesor de hielo de mas de 4cm.

                                      

                            

Seguimos progresando hasta el rapel mas alto de todo el descenso. Su recepción también estaba congelada.

                                      

                                                                        

Y este es el aspecto en que los no fuimos encontrando.
Matizar que en dos ocasiones nos nevó pero sin llegar a cuajar.
                                                                                   
                                     

                                                 



                                                                                
Finalmente hicimos nuestro cometido. Revisión de instalaciones y todas en perfecto estado con solo algunas tuercas de los parabolts flojas.
A las dos llegamos a Alcublas. Preparamos los calderos y a la plaza a recoger nuestra caldera.


Comida con la familia Dolz y para rematar "els pastissets de boniato del for de Pilarin, de Museros", estos que tanto le gustan a Pimpollo.
                                         
Redacción: Andrés.