domingo, 7 de diciembre de 2014

AVENC MULADAR


Domingo 7 de diciembre Roberto, Pit y  yo  nos dirigimos otra vez hacia nuestro patio trasero, la Serra Calderona. 
Vegetación en la Boca.
Esta vez nos adentraremos en la cueva que tiene el título de ser la más profunda de esta sierra, el Avenc Muladar  con -137,5  metros.

Lo primer es lo primer, así que vamos directos al bar que hay al lado de la base militar donde almorzamos  contundentemente.  Los fraccionamientos siempre se pasan mejor con  un bocadillo de longanizas con patatas en la barriga.
Sobre las 11:30 nos plantamos en la boca de la cavidad tras unos 15 min de aproximación.
 La cueva comienza con un pozo de  12.5 m hasta llegar a una repisa de piedra suelta. Hay que tener cuidado en esta repisa  y evitar bajar o subir por ella mientras haya alguien en la vertical contigua, es casi inevitable tirar piedras. A pocos metros encontramos la cabecera del pozo de 57 m. 
Cabecera P12

A la mitad del pozo de 57 y tras pasar una primera repisa,  encontraremos una segunda. En esta repisa comienza un pasamanos que deberemos seguir si queremos llegar a la cota más profunda de la cueva.
P57
 Nosotros seguimos esta vía, Roberto en cabeza instala este primer tramo junto con el pasamanos. Hay que destacar que hay algún paso delicado al montar el pasamanos donde un resbalón nos haría pendulear un buen trozo.
Pasamanos.

Tras pasar el primer tramo del pasamanos, cojo el relevo  e instalo hasta llegar al paso Juanki, a unos -100m. Para alcanzar esta estrechez  se descienden  un par de pozos y  se instala un pasamanos donde deberemos avanzar con cuidado, pero que no tienen más dificultad si estamos atentos.
Fraccionamiento.

El paso Juanki viene siendo una inmensa losa que nos obliga a ejecutar algún que otro sutil movimiento egipcio. 
Paso "Juanki" desde dentro.
Que cada uno descubra la mejor manera de pasar y disfrute averiguándola.
Pozo "final".
Tras el paso Juanki caminamos unos 20 m hasta encontrar una cabecera con dos parabolts instalados  que consideramos que es la del último pozo . El pozo es estrecho y  desciende unos 7 m hasta llegar a una primera repisa. A partir de aquí no vemos ninguna instalación, y tras avanzar un poco con destrespes y oposiciones decidimos subir. Si se continúa descendiendo se llega a una segunda repisa desde donde se podría acceder a la cota más baja. 
Nosotros no lo hacemos,  no existe ninguna instalación y la cuerda roza enormemente.

Así pues nos vamos hacia arriba, remontando pozos y pasamanos  en unas 3 horas  y media nos plantamos en la boca. Es ya de noche, la actividad nos ha costado unas 8 horas, bien completa. Una cavidad deportivamente muy atractiva, mayormente esta reequipada con parabolts, aunque sí que tendremos que poner algún spit, y utilizar alguna cinta plana para evitar roces. La topo la podéis encontrar fácilmente en  internet. 

Esta sima pese a ser de reciente descubrimiento ya esta notando la visita de algún guarro que se dedica a tirar papeles y a dejar las colillas de los cigarrillos en agujeros. !!Con lo que pesan¡¡ es normal que luego no lo quiera sacar al exterior y depositarlo en algún contenedor (PIT).

Redacción: Carles Pardo.
Fotografía: Archivo, Pit.