sábado, 8 de septiembre de 2018

Barranquismo en el valle de Chistau

Los compañeros Rober y Migue proponen para el fin de semana del 8 y 9 de septiembre ir al valle Chistau, dijeron que iban a hacer la Garganta de la Sallena, que era un barranco técnico, al ver que solo iban ellos les comenté que si hacían algo más de mi nivel me apuntaba, me dijeron que sin problemas podía ir con ellos. Salimos viernes tarde dirección Sin, que es donde nos alojamos.

Sábado por la mañana, Garganta de la Sallena.

La aproximación fue de hora y media aproximadamente, algo dura para mí.


Comentar unos de los rápeles que tenía una lavadora puñetera, sino salias por donde toca no podía salir de la poza. Una de las cosas que no me agradó, es que había mucho espacio entre rápeles y muchos destrepes. La zona era muy resbaladiza y había bastantes troncos, con decir que nos costó unas 3.5h para unos 6-7 rápeles.





El retorno es corto, llegas al río, lo remontas unos metros y hay una subida que te lleva hasta el coche.


Tarde del sábado, barranco de Sein.

La aproximación fue de unos 20 minutos.

Al parecer iba a ser fácil, pero nos encontramos con el caudal alto. El movimiento de agua te hacía dudar si descenderlo, pero el compañero Migue lo conocía y sabía que no había peligro.





En las pozas haces pie, aún así hay varios pasos que daban miedo. Los compañeros se iban turnando en los rápeles complicados, siempre dejándome en el medio a mi, por mi falta de experiencia. En uno de los pasos había que pasar por bajo de una cascada, muy pegado a la pared para que no te cogiera, yo me agobie un poco bajo la cascada.







Otro de ellos había que bajar y saltar con fuerza para llegar hasta una cuerda ya instalada, había que cruzar una cascada y había una lavadora, el agua te llegaba a la cintura, pero tenía mucha fuerza. Recuerdo otro que pasas por bajo de una cascada, entrando por una ventana que crea el agua, una vez dentro podías salir a pie.





El retorno es inmediato, llegas al mismo puente donde se deja el coche.

Domingo, barranco de Chardal.

Decidimos hacer el Chardal por ser corto y estar en el mismo pueblo donde nos alojábamos, Sin. El barranco llevaba poca agua.



Lo mencionable es que hay un desviador para evitar un coche que hay totalmente incrustado en el barranco.


Los últimos rápeles  son largos y van muy seguidos, te puedes pasar una reunión muy fácilmente.

La aproximación fue de unos 30 minutos y el retorno lo hicimos atravesando un prado que te lleva directo al pueblo, nos costó unos 15 minutos.


Redacción: Iván Roig

Fotos: Roberto