jueves, 31 de diciembre de 2020

Barranco Fondo. ¡Adiós 2020!

31 de diciembre de 2020. Suena el despertador. ¡Qué pereza! Con lo calentita y a gusto que estoy en la cama... Pero en cuanto pongo los pies en el suelo, me espabilo: ¡hemos quedado para hacer el Bco Fondo! ¿Se os ocurre mejor manera de despedir este año que haciendo otro barranco?
La mochila ( ¡nueva, la estreno hoy! ) la dejé preparada anoche, así que sólo queda un buen desayuno... y para allá. Ha habido bajas de último momento, pero aún así nos juntamos 7 tracaleteros. A algunos les conozco, a otros no: ¡conociendo gente nueva hasta el último momento del año!
Una parada para café... y ya estamos aparcando los coches. Aunque algunos ya han hecho el Fondo, en general se comenta que, al ser “territorio Jordi”, es la 1ra vez que lo harán sin que se lo monten todo (jajaja)
La subida de acceso a cabecera es durilla, así que entramos en calor rápido. Mal asunto, porque llegamos arriba sudando y hace un viento de narices: lo que tardamos en equiparnos y montar el primer pasamanos y rápel, y ya estamos congelados. ¡No siento las manos! 

Este primer rápel es fraccionado, y afortunadamente nos deja en una zona más protegida, y vamos entrando en calor. 
Seguimos caminando y cruzamos al otro lado del cauce hasta encontrar el pino en el que está montada la 2a ( o 3a, si contamos el fraccionado) reunión. Es un punto bastante expuesto, comentamos que hubiera estado bien un pasamanos, pero la verdad es que el barranco está perfectamente indicado e instalado, todas las reuniones nuevas, el pino con cadena con protección y horquilla metálica para que la cuerda no roce... vamos, que todo chapó.
Seguimos avanzando, nuevos descensos y destrepes, pero todos pensando en el último rápel, el más largo y aéreo, nuevamente fraccionado y con vistas espectaculares del mar y un patio importante. 
Una vez terminado, miro hacia atrás y es cuando me doy cuenta: ¡menudo paredón hemos bajado!

Retorno todo de bajada, así que en nada estamos otra vez en los coches y de nuevo a Valencia: algunos nos vamos a comer a casa, pero otros se van a comer ( ¡y beber, por supuesto!) por ahí, completando un último día del año redondo.
Ojalá el año que está a punto de comenzar nos traiga salud y mucha montaña. ¡¡ Feliz 2021 !!
Equipo: Alfonso, Chema, Javi, Sevi, Sonia, Raimon y Luisa

Redacción: Luisa
Fotos: Alfonso, Chema, Sevi y Luisa

sábado, 26 de diciembre de 2020

Barranco del Curt o Pas dels Bandolers

A propuesta de Estela nos fuimos Estela, Jose, Alfonso y servidor a realizar este descenso situado en la sierra de Bernia.
Se hablo la posibilidad de hacer combinación de vehículos pero al final como valientes que somos lo hicimos como toca, con su respectivo retorno.
Yo, que lo he había realizado unas cuantas veces, les dije de saltarnos los dos primeros rapeles ya que no les veo mucho sentido para el tiempo que se invierte (algo mas de 1:30 min) entre el acceso al cauce por una zona de roca afilada , la realización de los dos rapels y llegar al camino que continua hacia el segundo tramo que no está claro ni sencillo por la vegetación. 

Como no habían estado nunca pidieron hacerlos y así lo hicimos
La otra opción es directamente, desde el coche, desciendes por un camino que te deja en el cauce saltando esos dos rapels y accedes al segundo tramo del barranco después de caminar los 700 m de distancia hasta el tramo final. 
Llegado a este punto nos encontramos 6 rapels. 
R3 con marmita trampa que se puede esquivar sin problema por que de deja en una repisa 
R4, también con marmita trampa que requiere una trepada sin demasiada complicación. Otra opción es usar un desviador que hay a la derecha para poder acceder al borde de la poza sin llegar a entrar. También por si en esta hay agua acumulada. Después se hace guiado al resto. 
Después llega el tramo final, una rampa que te deja en la vertical de más de 80 m de altura. 
Desde el R5 de 12m se accede al R6 y desde aquí, ya muy cerca de la vertical tienes opción de ir directo a la R8 o hacer el R7 que está en el mismo inicio de la vertical, evitando roces. 
Nosotros montamos de R6 a R8 gestionando bien el roce ; sin problemas desde R8 en la recuperación de cuerdas. 
Una vez bajo hay un par de destrepes y quedas fuera del barranco.
Se inicia el retorno por la izquierda, por una pedrera con mucha pendiente, siendo el tramo más difícil de todo el retono. Alcanzada cierta altura a mano izquierda veremos un punto rojo en la pared que señala el inicio del paso de bandoleros, que básicamente sube pegado a la pared hasta superar un collado. De ahí baja al cauce y reencontramos el camino por que el que habíamos llegado. 
Una vez avistamos el R2 toca remontar ese tramo, la guinda del retorno y ya en el coche. 
Día redondo por la compañía, la actividad, la majestuosa sierra de Bernia y el fantástico día soleado que tuvimos
Algo más de 6 horas en total de actividad

Redacción: Jordi
Fotos: José y Alfonso

sábado, 19 de diciembre de 2020

Barrancos Les Raboses y Soler

El equipazo de Tracalet formado por Alfonso, Marc, Gloria, Marilena, Luisa, Marta, Carla, Cristina y Paula, quedamos a las 08:00 am para poner rumbo al barranco de Soler, una compañera por temas de trabajo comenta que no llegaría a la hora para poder descenderlo, y el resto del equipo decidimos hacer primero el barranco de Raboses, cerca de Ibi, para que pudiese llegar y así hacer todos juntos el de Soler. ¡SOMOS UN EQUIPO!

Por tanto, no contentos con hacer un barranco, ¡decidimos hacer DOS! 
Nos repartimos en los coches y nos vamos a Ibi, Alicante, para disfrutar del barranco les Raboses, perfecto para la gente que se está iniciando en este mundo del barranquismo, ya que se trata de un barranco de 10 rápeles, seco, sencillo y con rápeles de poca altura. 

La aproximación, unos 30 minutos de caminata hacia arriba y “empinadilla” jaja, lo que nos hizo entrar en calor.
Llegamos al primer rápel, de unos 3 metros de altura y con posibilidad de destreparlo, al llegar al segundo rapel nos encontramos con un pasamanos y con escalones metálicos en U, una pequeña ferrata salvando una posible caída a unas badinas con agua, que pasamos entre apuestas y risas, a ver si alguien volvía mojadito a casa, continuamos con el descenso del barranco. 

Seguimos descendiendo unos 7 rápeles más y algunos destrepes, finalizando este barranco con un rápel y un pasamanos para evitar una poza con agua, repitiendo la posibilidad de un buen “chapuzón” de algún compañero del equipo. 
Todos secos, nos vamos a los coches para ir a por el segundo reto del día: 

¡NOS PONEMOS RUMBO AL BARRANCO DE SOLER!

Serían las 12:30, recogemos a la compañera Carla (una de las maris) y nos ponemos en marcha para el segundo barranco, Soler. Barranco seco con 8 rápeles, algunos altos, consecutivos y con unas vistas maravillosas. Cabe destacar que este barranco acaba dentro de la ciudad de Alcoy, lo que lo hace diferente y atractivo. 
El acceso es prácticamente inmediato, unos 5 minutos por la senda marcada entre vegetación y unas vistas preciosas y llegamos a la cabecera del primer rapel. 


El primer rapel, de unos 35 metros de altura, con posibilidad de fraccionamiento en un rapel de 15 metros y otro de 20 metros, nosotros decidimos hacerlo de una.
Un descenso de esos que vale la pena pararte unos segundos y mirar a tu alrededor, con el agua, aunque fuese poquita, cayendo a tu lado y las vistas increíbles. Un rapel abierto y precioso que se deja disfrutar.

Segundo rápel de 20 metros de altura, abierto y con posibilidad de escape, puesto que a partir de ahora el barranco se empieza a encañonar. 

Entre algún destrepe, algún tobogán sin agua, muchas risas y compañerismo, continuamos disfrutando, descendiendo el barranco entre rápeles de un máximo de 15 metros de altura aproximadamente. 
Llegamos al último tramo de este barranco, con un rápel de unos 28 metros con volado incluido, divertidísimo rapel, puesto que vas descendiendo, y sin darte cuenta, estas en el aire. 


Sólo nos quedan dos rápeles de 6 metros cada uno, ambos con posibilidad de destrepe, no obstante, decidimos destrepar el primero pero el segundo sí se realizó instalación. Precioso descenso entre abundante vegetación y una charca abajo. 
Sólo nos queda un retorno de unos 10 minutos de subida y algunos esperamos a que trajesen los coches arriba del puente. 
De ahí, las dos maris nos tuvimos que ir por compromiso, pero el resto del equipo se fue a tomar (estoy segura, aunque no estuviese) unas buenas y frías cervezas y un buen picoteo por la zona.
¡Un día INCREIBLE con una compañía INCREIBLE!
A todos y cada uno del EQUIPAZO: GRACIAS por la paciencia, el compañerismo, cariño y paciencia (si, repito paciencia porque sé que tenéis mucha jajaja), sois los mejores.
¡A POR EL SIGUIENTE!

Redacción: Paula
Fotos: Luisa, Gloria, Marilena, Carla, Marc y Alfonso