sábado, 7 de marzo de 2020

Avenc dels Pinelets

Esta actividad la propuso Pimpollo, ya que es de los pocos espeleólogos que ha entrado en ella y sabía de su localicación, aproximadamente. Allá que fuimos Pimpollo, Estela, Jose y la redactora jefa (jejejeje). Para mí, personalmente, fue un privilegio ser de los pocos/as afortunados/as que han podido disfrutar de ella.

Un amigo de Pimpollo informó de su existencia ya que está cerca de su casa de campo. La boca de la sima está orientada al norte por lo que se puede admirar la Sierra Calderona. Hace 30 años Pimpollo i Sra. junto a su compañero Porret, decidieron ir a explorarla, tras ellos hacer la primera exploración, volvieron a los 5 años con un grupo del club y ahora somos nosotros. Esta no se documentó en su momento así que es desconocida en el mundo de la espeleología.
La sima es una diaclasa tectónica de -60m, consta de 2 pozos y un tubo de viento que conecta con otra sima cercana. En ella destacan una gran colada y gran cantidad de coraloides (pop corn o uvas).
Encontrarla no fue tarea fácil, tuvimos que peinar la montaña (1h aprox.) hasta que Pimpollo la encontró tapada con una gran roca, no lo suficiente pesada como para que no la pudiesen mover Pimpollo y Jose, mientras tanto, Estela y yo mirábamos a los dos fornidos jovenzuelos.

Tras su localización fuimos a almorzar y así coger fuerzas para adentrarnos en la resistida sima.
Sobre las 12 am. empezó Pimpollo su instalación. En cabecera utiliza dos spits a la izquierda con nudo del 9 y cuerda de 35m. La bajada es una rampa pronunciada de unos 20m y se hacen dos fraccionamientos. Al final de la rampa se utiliza anclaje neutral y parabolt del 8.

Terminamos el primer pozo y se instala pasamanos para poder acercarnos al segundo pozo.

Para rapelar el segundo pozo de unos 40m. se utiliza un anclaje natural a estalagmita fálica, un spit en cabecera, cuerda de 50m. y dos fraccionamientos.

Una vez finalizamos el pozo tuvimos que destrepar unos metros. En este tramo de la diaclasa, su parte derecha era toda una colada inmensa y la izquierda estaba repleta de coraloides (pop corn o uvas). El destrepe no fue difícil, pero terminé llena de moratones y sin poder sentarme en varios días por apoyar mi espalda en las coraloides jajajaja. Llegamos al final del trayecto, ahí estaba el tubo de viento que conecta con otra sima cercana, tras ver que no cabíamos en él nos detuvimos a admirar la diaclasa.


Detrás del casco de Jose se encentra el tubo de  viento inaccesible. Sobre las 2 pm. iniciamos el ascenso, a las 3 pm. estábamos fuera.
Aquí no terminó la jornada, como buenos miembros tracaleteros, nos fuimos a celebrar esta experiencia con cervezas, vermouth y una comida riquísima.
Moltes gràcies Pimpollo per compartir la teua xiqueta i tot el que saps amb nosaltres.


Redacción: Aurora
Fotos: Estela y Aurora

Barranco Bolulla

Para el día 7 de febrero Josevi propuso el Barranco de Boluya y rápidamente nos apuntamos Mar, Sergi y yo. Fuimos en dos coches para poder hacer una cómoda combinación y Josevi y yo que llegamos antes pudimos ver los efectos de la ultima gota fría y riadas que causaron una tremenda crecida

Afortunadamente este día el caudalímetro estaba en cuatro indicando que no tendríamos problemas en el Barranco. Tras hacer la combinación de vehículos caminamos el corto sendero de acceso al cauce que estaba seco si bien las algas que tapizaban las piedras estaban aun húmedas indicando que se había secado hacia poco. Desde la poza del primer rapel o rapel/salto, donde encontramos a otros grupo que iba adelante, ya no falto el agua.


Que se alimentaba con las multiples surgencias que tiene e barranco. Avanzamos por los estrechos pasillos con resaltes que no tenían dificultad dado el caudal de agua


Tras algún resalte que se podia saltar llegamos al ultimo rapel todos con la sensación de que el barranco se nos había hecho demasiado corto.

Tras bajar la ultima cascada nos hicimos una fotos de grupo a sus pies y tras un corto retorno por el rio deshicimos la combinación de coches y nos fuimos a tomar una merecida cerveza mientras hacíamos tiempo para ir a comer.

En el pueblo de Bolulla, Josevi nos enseño un sitio donde comimos una estupenda Olleta de Blat y un Cous Cous tan bueno como si nos hubiéramos trasladado a Marruecos.

Redaccion: Alfonso
Fotos: Mar y Alfonso



domingo, 1 de marzo de 2020

Barranco Les Manueles


Con motivo del viaje a Madeira que nos espera en el mes de Junio propuse ir al barranco de Manueles para ir cogiendo soltura en verticales y fraccionamientos
Del grupo de Madeira se unieron Estela y Jose, Aroa se animo a última hora a venir. Sobre las 10h estábamos en el parking del infern y empezamos a caminar a la cabecera. Nos despistamos hablando y nos pasamos el desvío a la izquierda para ir a buscar el cauce y eso que hay un cartel del barranco con la reseña justo enfrente.

De 15 min que hay de aproximación lo convertimos en una hora por lo que en cabecera estábamos a las 11h.

Montamos el primer rapel desde la primera cabecera usando la segunda que hay a unos 3 m más abajo como desviador recuperable para evitar el roce de la cuerda.


Otro rapel de 18m que monta Estela y poco mas….Llegamos a la vertical con el cauce del Girona a casi 70 m más abajo.

Jose se autopolea desde la cabecera sin usar el desviador con una cuerda de 70m y con la misma cuerda monta la cabecera ya en la vertical soltando 20 m de cuerda para que yo descienda hasta el fraccionamiento.

Una vez en la cabecera del último rapel monto con una cuerda de 50 m y empiezan a bajar todos.
Ya en tierra recuperamos cuerda sin problema, nos quitamos equipo, ensacamos cuerdas y a caminar por el siempre impresionante cauce del Girona.
En una hora en el coche, paramos a comer en Pego y a casita!!!

Redeacción: Jordi
Fotos: Jordi, Jose

domingo, 16 de febrero de 2020

Barranco de laTejeda y Vermut

Alfonso propuso la actividad “Vermut y  Barranco de la Tejeda” para este día. 


A las  12:30 quedamos en el Hotel Esmeralda (Camarena de la Sierra), allí estábamos los dos preparados para la jornada gastro-barranquista. Empezamos, como no, tomando un par de colas fresquitas (jejeje) y unas tapas, a ello también se apuntó Cristina.
Una vez cogimos fuerzas nos dirigimos al barranco. Tuvimos que hacer combinación de coches, dejamos un coche al final del barranco y Cris tina nos dejó cerca de cabecera. Para acceder a cabecera tuvimos que bordear las pistas de esquí de Javalambre.

El barranco tenía bastante nieve, así que, sacamos los crampones y nos preparamos para destrepar el primer rappel. La nieve era dura en la mayoría de zonas. Algún que otro susto nos llevamos por hundimiento, lo que nos hizo hacer poses raras y sacarnos unas cuantas carcajadas, jajajaja.



Llegamos al segundo rappel,en la reseña consta que son 10m, con tanta nieve acumulada que se queda en 4m. Alfonso se encargó de instalar, este rappel tenía dos parabolt con chapa y anilla en el centro, para bloquear se hizo un nudo del 9. Lo tuvimos que descender con los crampones puestos para evitar resbalones.

Una vez en el tercer rappel, nos quitamos los crampones y se procede a instalar. Este también tiene 2 parabolt con chapa y anilla a la derecha, se bloquea la cuerda con un nudo del 9. 

Una vez llegamos al cuarto rappel Alfonso procede a su instalación. Este tiene instalados dos parabolt con chapa y anilla a la izquierda, se utiliza una vez más el nudo del 9 para bloquear. El descenso lo hacemos con precaución para evitar caer en la grieta, la cuerda es la única que cayó en ella, jajajajaja.

A partir de aquí empieza el divertido destrepe, sin crampones, resbalones, hundimientos, magníficas vistas, pequeñas fuentes por el deshielo al final del trayecto y muuuuchas risas. 

Fueron 3H de actividad desde cabecera hasta llegar al coche y se nos hizo súper corto. Encantada y feliz por la experiencia. Repetiré!

Pero no, aquí no termina nuestro día. Nos trasladamos a Camarena, en concreto al bar del lavadero para tomarnos el último vermut y cerrar así el divertido barranco, como manda la tradición. De aquí partimos a casa de Alfonso donde Cristina nos tiene preparados unos huevos con trufa y alcachofas con jamón. Que rico todo, por Dios!
Muchas gracias Alfonso y Cristina por vuestra hospitalidad. 

Redaccion: Aurora
Fotos: Aurora y Alfonso

domingo, 9 de febrero de 2020

Barranco Fondo

A propuesta de Ivan nos juntamos Angel y servidor a pasar la mañana del Domingo descendiendo el ya familiar Barranco del Fondo en Xeraco.


En este caso Ivan se hizo cargo de montar prácticamente todos los rapeles y sobre todo los fraccionados.

El momento del día fue por parte de Ivan que descubrió que el instalador había puesto en el fraccionamiento un anclaje exclusivo para poder colgar la mochila jeje fue la anécdota del día porque lo cierto es que era para anclar la cuerda que viene de la cabecera de arriba.

Nos detuvimos un uno de los rapeles para practicar el desviador recuperable y ….no mucho más que contar. Es un barranco que nunca defrauda y entretiene. Además nos acompaño un día genial de sol y buena temperatura.
Como era hora de comer fuimos a comer algo y de ahí cada uno para su casa.

Redacción: Jordi
Fotos: Jordi

sábado, 8 de febrero de 2020

Barranqueando por la Serrania de Cuenca

Aprovechando las lluvias decidimos visitar a Maika para hacer algunos barrancos por su tierra. Al final vamos Sevi , Alfonso, Maika y yo (José Dolz).

Cuando llegamos Sevi y yo ya nos esperaban Maika y Alfonso en el refugio de "El Pozuelo" situado en el pueblo con el mismo nombre con toda la compra ya hecha. Gin tonics , torrá, cervezas y un espectacular desayuno.

Refugio muy confortable y céntrico para realizar barrancos y espeleo por la zona . De cobertura por la zona solo hay Movistar ... pero en el bar del pueblo hay Wifi gratis.
Nos hicimos una buena torra con sus correspondientes cervezas y sus posteriores Gin tonics .... como era previsible se alargó la noche...
A la mañana siguiente nos despertamos y Maika nos tenía preparado un super desayuno con café con leche , coca casera, bacon , huevos revueltos y zumo natural recién exprimido... Ole desayuno.

Barranco de la Hoz Somera.


Salimos de Pozuelo dirección a la Herrería de santa Cristina pasando por unos increíbles bosques y paisajes.
Llegamos a la Herrería de Santa Cristina y en el mismo pueblo dejamos el coche del final con ropa seca. Es un pueblo pequeño que no tiene bar pero con agua por todas partes, se oye el murmullo del agua por todos los rincones del pueblo.

De ahí volvemos por el mismo camino hasta donde se deja el coche de inicio donde nos cambiamos y preparamos las cosas . Desde el coche hasta el primer rapel habrá una media hora vadeando el río y parece que no se cierre nunca, pero cuando llegas al primer rapel la verdad es que te quedas impresionado. Justo ahí con agujero me hice una torcedura en el pie qué no me dio problemas hasta la noche.



 Iba bien de agua para disfrutar y agua fresquita. Fuimos descendiendo todos los rapeles y la verdad es qué es uno de los barrancos de la zona que hay que descender . Ya en los últimos rapeles teníamos una banda de buitres planeando que hacían más espectacular la zona. Foto de rigor en la última cascada y retorno hacia el coche. Habrá una media hora hasta el pueblo más ó menos, pero con las crecidas de días anteriores estaba todo lleno de ramas y árboles caidos que fuimos sorteando.




Llegamos a Pozuelo a las cinco de la tarde y la mujer del bar nos preparó unas raciones para comer ... eso sí tiene el teléfono en la puerta y si le avisas con tiempo te prepara lo que séa.


De ahí Alfonso no se quedaba el sábado y se fué . Maika , Sevi y yo calentamos las sobras del día anterior para cenar y algunos Gin tonics cayeron más hasta que entró el sueño .

El domingo si que había que madrugar para ir al Portilla.

Barranco de la Portilla

Nos levantamos en el refugio para desayunar y por pronto que nos levantamos Maika hizo cuentas de las horas y decidió no venir porque no le habría dado tiempo para la comida familiar. Al final nos fuimos al barranco Sevi y yo (José Dolz).

Nada más salir parecía que estabamos en Londres de la niebla qué había. Teníamos una hora y algo desde el refugio. Pasamos por Priego , un pueblo muy turístico por la cantidad de bares y restaurantes que tenía y decidimos tomar café . La verdad es que todos los pueblos de la serranía de Cuenca tienen su encanto por sus paretones de roca , cortados , bosques y rios .
Llegados al pueblo de Portilla subes con el coche hasta unas granjas que están donde está el PR que te lleva a la cabecera. Muy cerca del pueblo y en media horita estás en cabecera sin ninguna pérdida. A mitad de senda se pasa por el final del barranco viendose la raja de los estrechos y de ahí se vuelve por la misma senda a los coches.



Por la misma senda ya se escuchaba el agua de las cascadas por lo que teníamos diversión asegurada. Después de una pronunciada subida hay una roca característica a mano derecha y de ahí comienza el barranco. Nos cambiamos y al lío. No corría mucha agua pero lo suficiente para disfrutar. Los tres primeros rapeles son en zona abierta y sin pozas , el agua por los tobillos como mucho. A partir del cuarto rapel ya entras en los estrechos donde te ves sorprendido por semejante raja en la roca. Aquí empezamos a disfrutar mas con el agua. Al final barranco cortito pero muy interesante.

Nos cambiamos y a buscar sitio para comer. Paramos en un bar de carretera a 10 km de Cuenca a comer de menú y la verdad es que comimos superbien , todo buenísimo y abundante. Un cafecito y para casa, un fin de semana espectacular.

Redacción: Jose Dolz
Fotos: Jose, Sevi, Alfonso