viernes, 25 de septiembre de 2009

CRONICA DE UNA PALIZA ... BALAITUS

El ser humano es masoca por naturaleza y esto se pudo ver el último fin de semana de agosto. Cuando se anuncio el plan ya se dijo que podían ser unas jornadas muy, muy largas. Pese a todo ….... ale, la secció de L’ Horta Nord del Tracalet respondió en masa y seis miembros aceptaron el reto y …… carretera y manta.

El macizo más occidental de más de tres mil metros del pirineo era nuestro objetivo, y este no podía ser otro mas que el Balaitus (3.144 m). Su imagen según se sube por el valle es impresionante y uno se pregunta “¿ Por donde co…. se subirá?” Pues la ascensión fue por la Gran Diagonal y regreso por la brecha de Latour.

“L’Equip L’Horta Nord”


Viernes 21 de Agosto de 2009:
Partimos de Valencia a las 17:00 y llegamos al embalse de la Sarra en el precioso Valle de Tena a las 21:30. Aquí, en una zona preparada con mesas de picnic, habíamos “reservado” unos metros cuadrados de césped con vistas espectaculares a los picos, que nos sirvió como campo base.

Sábado 22 de Agosto de 2009:
Despertar temprano y a las 7:00 a.m. enfilamos hacia arriba. El camino durante los primeros 50 min nos sirve para ir calentando piernas, pero en el momento en el que se desvía del GR-11 y tuerce dirección N empieza lo bueno. No existe perdida, la ubicación de los ibones de Arriel es fácil de interpretar viendo la orografía de la zona y en cuanto superamos el Ibon de Arriel Alto ya vemos la mole del Balaitus al final del valle, medio borrado por la preciosa mezcla de la luz de la mañana y la neblina.

En los lagos se hizo la primera criba y Chabela, miembro destacado del Tracalet, decidió que la mejor manera de pasar ese sábado en el pirineo era quedarse en el laguete y disfrutar de un baño de sol. El resto de miembros, Raimon, Guillermo, Paco, Sandra y un servidor, continuamos pedrera arriba hasta el abrigo de Michaud. Una vez allí, parada de avituallamiento, cascos a la cabeza y … ¡¡que comience la Gran diagonal!. El nombre impresiona, pero una vez dentro dentro no es para tanto. Comienza por una canal bastante descompuesta en dirección N y a su terminación gira direc. E, por la cara N del Balaitus, en una subida progresiva sin demasiada inclinación pero algo expuesta (con bonitas vistas del lado francés), para terminar trepando unas cuantas canales que nos llevan hasta la cima. Aparecemos en la cima por su lado N.
Los Infiernos, Gran Facha, Vignemale, Midi D’Osseau son algunos de los picos que podemos reconocer desde su cima.

“Dominio constante del Balaitus según subimos por el valle”


“Vista de los Picos del Infierno con su famosa marmolera blanca”


Continua el día soleado y tras media hora de estar en la cima nos disponemos a regresar, pero esta vez por la Brecha de Latour. Allí nos encontramos unos madrileños, digamos que algo insensatos, que pretendían destrepar lo que todo el mundo rapela. ¡Ahí sus güe! Pero nos cayeron bien y entre Paco y yo, les improvisamos unos arneses y material para rapelar de forma segura. En tres rápeles y una destrepada solventamos los 80 m de brecha y enseguida nos situamos a los pies de la misma y dentro del circo , con la preciosa cresta de los infiernos al E. Una vez allí nos reagrupamos, comimos algo y para abajo. Sin perdida y siguiendo los hitos nos plantamos en Respumoso y desde allí GR-11 hasta la Sarra. Casi todo el grupo se quedó en el Refugio a refrescar sus gargantas con un brebaje de cebada bien fresquito, pero un servidor prefirió bajar a la Sarra a pegarse un bañete y disfrutar de los últimos rayos del día tumbado.
Cenita bajo las estrellas y vivac. Nos lo habíamos merecido.

“Foto cimera en el Balaitus”

Domingo 23 de Agosto de 2009:
Esta vez el plan no estaba claro y ya no madrugamos tanto. Las 7:30. Algunos preferían tirarse a la bartola en un río (que conste que no es ninguna mujer del club) y otros disfrutar de las vistas que nos brindan los picos del Pirineo. El objetivo que se decidió fue el Vértice del Anayet ( 2559 m ), y las pozas que pudieran haber en su camino.
Dejamos el coche en el Aparcamiento del Anayet de la estación de ski de Formigal y ..… otra vez para arriba.
Tras un ritmo infernal de subida se hizo otra selección de entre los que optaron por patear, y así al final Paco y un servidor continuamos a “carajo pasao” hacia el pico. Maravillados por la imagen del Midi D’Osseau y por la forma puntiaguda e inexpuganble del Pico Anayet desde los lagos que llevan su mismo nombre, nos dio un subidon y decidimos trepar el Pico Anayet ( 2.545 m ) en vez del Vértice. ¡Que gran decisión!

En unas reseñas leímos que hacia falta cuerda, pero en el único tramo algo delicado habían puesto cadenas, así que fue una trepada bonita y sin demasiada dificultad. Las vistas desde arriba mejor que desde el Balaitus, puesto que es un pico que esta aislado y tiene una visión más amplia de los valles que le rodean, y además esta el Midi D’Osseau que…….. sin comentarios.

“Pico Anayet”

Como en otras ocasiones el regreso hasta el coche lo hicimos al trote, empujados por la satisfacción de haber cambiado el objetivo y haber subido el Anayet. A mitad del camino de regreso nos encontramos al resto del grupo tirado al sol sobre un peñasco en una poza cual lagartos se trataran. Baño, comida y otra vez en marcha.

Las 15:30, ya en los coches, y habíamos culminado un domingo de “puta mare”.

OTRAS FOTOS QUE NO TIENEN DESPERDICIO


”Homo cagonium” originario de L’Horta

“Vista hacia atrás según subimos hacia el Balaitus”

“La Gran Diagonal” en su subida al Balaitus por la pared Nort. Trepaditas sencillas.


“Rápeles en la Brecha de Latour.
Entre el 2º y 3º rapel hay unos destrepes sencillos, pero mucho cuidado con no tirar ninguna piedra। Muy descompuest"

“Destrepes entre el 2º y 3º rapel”

“Precioso circo, con la Brecha de Latour
bien marcada a la izquierda”

ASCENSIÓN AL PICO ANAYET


Vista del Midi D’Osseau
¡¡¡ Espectacular !!!


“Trepadas sencillas.
La primera flecha es la zona donde han puesto una cadena. Placa inclinada hacia el vacío. En verano no seria necesaria la cadena pero de estar la placa mojada o con hielo ……

“El planeta esta lleno de grandes montañas, pero a veces nos olvidamos que los Pirineos aún no siendo tan altos tienen una belleza espectacular.”

martes, 22 de septiembre de 2009

El Indomable. (Monte Perdido, segundo ataque)

Siguiendo la preparación para nuestro próximo destino (Ascensión al Toubkal-4.167m. Marruecos. 8 al 12 octubre), nos dirigimos el pasado viernes 12 de septiembre rumbo al Parque Nacional de Ordesa con el objetivo de ascender el Monte Perdido.
Recordar que quedó pendiente la ascensión a dicha cumbre cuando, en abril de 2009, al llegar a Goriz el guarda nos comunicó que existía nivel 5 de avalanchas de nieve, descartando obviamente Pedro, Guillermo y yo la opción de coronar.

En un principio Guillermo, mi primo Jorge (próximo cursillista del curso barrancos y espeleo), Pedro y un presente éramos de la partida, pero Pedro nos comunicó que no acudiría y se nos unió un nuevo miembro a la expedición.

Cual fue la sorpresa cuando finalmente nos acompañaron cuatro integrantes más a nuestro viaje, por lo que finalmente un grupo de 8 personas + un perro nos fuimos el viernes por la tarde rumbo a Ordesa.
Decidimos hacer noche de vivac antes de llegar a Torla y por ello una vez caída la noche tuvimos que hacer una parada en el embalse de Arguís, entre Huesca y Sabiñánigo. A la mañana siguiente emprendimos dirección al valle de Ordesa.
Decir cabe que cada integrante tenía diferentes previsiones de ruta programada, unos hasta Góriz y Rafa y Paco, dos de los últimos integrantes no tenían intención de subir y se iban a quedar por Bujaruelo, pero tras convencerlos nos subimos los ocho al Bus y también el perro, que lo camuflamos dentro de una bolsa de viaje fuera del alcance del busero.

Antes de las once iniciamos nuestro camino por el prado de Ordesa, haciendo una parada a comer una vez pasadas las cascadas y gradas de Soaso. Primer contratiempo, a Paco se le enfrió la rodilla que tenía tocada y decidió que no continuaba, quedaba apenas media hora hasta llegar a la cascada de la Cola de Caballo. Rafa decidió que le acompañaba y harían noche en el camping de Bujaruelo (ya nos veríamos el domingo para regresar todos juntos) pero antes quería llegar a ver la cascada, ya que apenas la recordaba de su primera visita al parque.

Por la cascada apenas caía agua, ya no quedaba agua del deshielo y no se habían producido apenas lluvias durante agosto y lo que llevábamos de setiembre. No subimos por las clavijas, ya que Juan, uno de los integrantes, tiene un brazo inutilizado de un accidente de moto, subimos por las curvas que enlazan con el camino que viene de la senda de los cazadores.
El cansancio se hacía ya mella cuando empezamos a divisar la caseta que está al lado del refugio de Góriz. Una vez en Góriz, observamos la gran cantidad de tiendas de campaña que habían alrededor (sobre unas de 30) a las que se unieron nuestras 3.

Una vez instalado el campamento nos fuimos a tomar unas cervecitas al refugio donde tras un rato educadamente nos invitaran abandonar el refugio, ya que por la gente que había iban a hacer dos turnos de cena. Esa noche dieron más de 140 cenas. Durante este descanso Juan nos dijo que ya tenía bastante con haber subido a Góriz (era su primera vez que había hecho una ruta larga de montaña). Nos acompañaban Luis, hermano de Juan, y su novia Amparo, bomberos ambos del Ayuntamiento de Valencia, quienes también nos comunicaron que no tenían intención alguna de ascender el Monte Perdido. Se encontraban cansados. !!!Animo Mario, este año la oposición es tuya !!!

Abandonamos el refugio y no tuvimos mas remedio que entrar en las tiendas pues comenzaba a llover, en una tregua que nos dio salimos a hacer la cena que nos la comimos a última hora pasada por agua. No había otra solución que acostarnos y programar la diana a las 6 de la mañana.

Tras hacernos un poco los remolones y una vez desayunados antes de las siete de la mañana, Guillermo, Jorge y un servidor iniciamos las primeras rampas dirección al Lago Helado, siendo unos de los primeros grupos de avanzadilla dirección al Monte Perdido. Tras dos horas de ascensión constante llegué al Lago Helado (2.980m) y pude cerciorar con mis propios ojos las infortunables noticias de una pareja que me había cruzado apenas hacía 10 minutos, quienes me habían indicado que en la escupiderera (últimos 300 metros de ascensión) había hielo y nieve y no recomendaba la ascensión al Monte Perdido sin los crampones, debido a que las lluvias acaecidas la tarde-noche del sábado lo impedían.

La pala de la escupidera imponía, al igual que impresionante era la vertical del Cilindro de Marboré.

Así que no cabía otra que esperar a mis compañeros y que echaran ellos un vistazo, reponer fuerzas almorzando tranquilamente para después descender hasta Góriz donde nos esperaba el resto de integrantes de la expedición.

Mientras comíamos algo y con la vista puesta en la escupidera ya estábamos encontrando un hueco en la agenda para nuestra próxima visita, que esperemos sea la definitiva para ascender el Monte Perdido.
Tras recoger las tiendas iniciamos el descenso hasta la pradera de Ordesa, acompañados esta vez hasta la cola de caballo por un grupo de marmotas que se asomaban a nuestro paso informándose entre ellas del peligro que las pudiera acechar.
Tras una marcha de tres horas llegamos al parking y cogimos el autobús para posteriormente reunirnos con Paco y Rafa y contarles como nos habían ido las cosas.

Durante el camino de regreso a Valencia Guillermo y yo no nos quitábamos de la cabeza, el infortunio de no poder coronar el Monte Perdido en nuestras dos visitas. ¡! Pero atentos Tracaleros!!!, antes de que acabe el año estará colgada en nuestro blog la crónica de nuestra próxima ascensión al Monte Perdido, esta vez con cumbre.


Actividad: 12 y 13 de septiembre


Redación y fotos: Raimon

viernes, 4 de septiembre de 2009

No llegamos a -1.000 SIN EMBARGO...

La campaña prometía, los ingredientes eran buenos, lo mejorcito del Tracalet y del Flash, así que el guiso que salió tenia buen caldo, el 14 de Agosto estábamos en nuestro centro neurálgico de Bejes, lo primero fue encontrar un sitio de reunión ya que el Hostal-Bar San Carlos estaba cerrado, por lo visto Braulio & Cia también envejecen y han decido echar mano a la jubilación, así que a partir de este año nuestro centro de operaciones se traslada al nuevo albergue de Bejes, donde dan buen vino y buen queso, necesarios para planificar las jornadas espeleológicas que nos esperan.

¿Objetivos cumplidos? El -1000 cada día está más cerca, la MA-1 se nos está haciendo “la estrecha” a unos más que otros pero le seguimos sacando metros, respecto a la Maya, este año Joseba iba preparado con siete cañas de pesca (inédito en Bejes) y como tuve que bajar antes de hora de la campaña, no se los resultado de nuestro plusmarquista en mayas, pero en breve resolveremos el dilema. Donde si arrollamos fue en las festividades lebaniegas de Bejes, capitaneados por Guillermo y acompañado por Jorge y Raimon, profesionales en esos menesteres, hubo concurso de tortillas con jurado formado por camarada Chucho, y el secretario Guillermo (que como supero el paso del huevo, debe ser experto en tortillas), orquestas, baile y demás eventos, vamos que el año que viene aspiramos ha hacer una comision de fiestas. Sobre espeleo, como siempre algo toca hacer, localizaciones por aquellos parajes, exploraciones de nuevas cavidades por el Doblillo y por Hoyo Oscuro, avances en la MA-1, campamentos puntas en la Canal del Valle,…

Cara al año que viene, tenemos mucho trabajo, reconducir a Joseba para que dedique más tiempo al ascenso y descenso de Mayas, ya que la pesca la tiene tan despistada como la espeleo, a Xisco lo tendremos que preparar para el campeonato de Bolos Bejes 2010 y yo me tendré que dedicar al buceo, ya que el mar por estrecho que sea es más ancho que la MA-1.
Ya echo de menos las pateadas por aquellos parajes, sus nieblas, las cabras cariñosas de Alejandro, las trepadas con Pedro (VII+) a la capilla de las minas de las Aurora, nuestra tierra prometida, el nerviosismo de Jose Hevia, y los ánimos que da Juanillo para entrar a la MA-1, las visitas de las Vegas con el camarada Chucho de anfitrión, los brownies y superbarritas de Marta, la vieja historia de Pimpolled sobre las leyenda de los Polacos, (viniron en microbús alla por los 80, 20 espeleólogos, por ahí el Doblillo y un pastor dice que llegaron con una cavidad a -300 unos y marcadas kk verdes con un circulet y un azpa si estaban…) y las duras rivalidades entre el equipillo Melon y el gran equipo Sandia.

De todas formas la campaña Picos 09 ha acabado pero sigue Picos 2010 y nuestra próxima cita del Interclub Flash-Tracalet en tierras murcianas, próximo 29-30-31 de Enero 2010 en Cieza donde nos deleitaremos con los asiáticos de la zona y dejaremos los melones, las sandias y los Polacos para el año que viene, en Picos claro!


video