domingo, 16 de febrero de 2020

Barranco de laTejeda y Vermut

Alfonso propuso la actividad “Vermut y  Barranco de la Tejeda” para este día. 


A las  12:30 quedamos en el Hotel Esmeralda (Camarena de la Sierra), allí estábamos los dos preparados para la jornada gastro-barranquista. Empezamos, como no, tomando un par de colas fresquitas (jejeje) y unas tapas, a ello también se apuntó Cristina.
Una vez cogimos fuerzas nos dirigimos al barranco. Tuvimos que hacer combinación de coches, dejamos un coche al final del barranco y Cris tina nos dejó cerca de cabecera. Para acceder a cabecera tuvimos que bordear las pistas de esquí de Javalambre.

El barranco tenía bastante nieve, así que, sacamos los crampones y nos preparamos para destrepar el primer rappel. La nieve era dura en la mayoría de zonas. Algún que otro susto nos llevamos por hundimiento, lo que nos hizo hacer poses raras y sacarnos unas cuantas carcajadas, jajajaja.



Llegamos al segundo rappel,en la reseña consta que son 10m, con tanta nieve acumulada que se queda en 4m. Alfonso se encargó de instalar, este rappel tenía dos parabolt con chapa y anilla en el centro, para bloquear se hizo un nudo del 9. Lo tuvimos que descender con los crampones puestos para evitar resbalones.

Una vez en el tercer rappel, nos quitamos los crampones y se procede a instalar. Este también tiene 2 parabolt con chapa y anilla a la derecha, se bloquea la cuerda con un nudo del 9. 

Una vez llegamos al cuarto rappel Alfonso procede a su instalación. Este tiene instalados dos parabolt con chapa y anilla a la izquierda, se utiliza una vez más el nudo del 9 para bloquear. El descenso lo hacemos con precaución para evitar caer en la grieta, la cuerda es la única que cayó en ella, jajajajaja.

A partir de aquí empieza el divertido destrepe, sin crampones, resbalones, hundimientos, magníficas vistas, pequeñas fuentes por el deshielo al final del trayecto y muuuuchas risas. 

Fueron 3H de actividad desde cabecera hasta llegar al coche y se nos hizo súper corto. Encantada y feliz por la experiencia. Repetiré!

Pero no, aquí no termina nuestro día. Nos trasladamos a Camarena, en concreto al bar del lavadero para tomarnos el último vermut y cerrar así el divertido barranco, como manda la tradición. De aquí partimos a casa de Alfonso donde Cristina nos tiene preparados unos huevos con trufa y alcachofas con jamón. Que rico todo, por Dios!
Muchas gracias Alfonso y Cristina por vuestra hospitalidad. 

Redaccion: Aurora
Fotos: Aurora y Alfonso