sábado, 30 de julio de 2016

Cova el Sumidors (Vallada)

Roberto Ayala, Jose Dolz i jo anarem a la cova dels sumidors en Vallada, perquè Jose la tenia a la llista de «los más deseados», i en tota la raó del món, és molt xula.
En aplegar al bar del poble, de seguida ens identificaren com coveros, espècie diferenciada dels escalaors pel comsum de cervesa i grans entrepans per esmorzar. L'amo del bar,  molt amablement ens indicà com aplegar a la cova, que en dies normals ha de ser més visitada que l'estatua de la llibertat. A l'arribar a l'ermita ens esperaven dos jubilats que exercint de «gorrillas munipals» ens demanaren tres euros per aparcar i ens indicaren de nou el camí de la cova. Ahí començà el patiment.


 La pujada a la cova és infernal si es junta el ponent, una onada de calor i que solament portàvem dos botelles d'aigua, quasi ens morim (excepte Jose, que com un bou, pujà pel camí de cabres en un tres i no res). Però la cova ven bé paga la pena.
A l'entrar ens alleujà l'agradable frescoreta de la boca, molt fàcil de trobar i accedir. Compartirem espai amb una colobra de metre i mig que s'en va anar per pates quan començarem a cridar «foto, foto¡¡¡».


Ja reposats,  decidirem recórrer en primer lloc el tram que porta a la surgència d'aigua (800 m). El passeig no té cap dificultat i és molt bonic, tot el camí està excavat per l'aigua entre cristalls d'algeps de diversos colors i formes, es poden veure cristalls de l'algeps selenita de deu centímetres o més, algeps roig, taronja, negre groc... Gaudirem com xiquets del paisatge que l'aigua ha traçat entre cristalls de colors que reflectien la llum dels frontals com milers d'espillets.

Després de recórrer tota la part de la surgència, ens dirigirem seguint el curs de l'aigua, riu avall. Al començament no apreciàvem diferència alguna de la part que ja havíem recorregut, però aquesta part és més esportiva, amb grimpades i desgrimpades per caos, una zona de gours on refredar-se, i el pas d'un sifó molt divertit pel qual cal passar arrossegant-se. Després d'uns vint minuts, aplegarem al primer pou que es suposa de 22 metres i mesura en realitat de 25 a 28 metres, amb una corda de 30 quasi ens quedem curts. El que dona «yuyu» és l'estat i col·locació de les instal·lacions.  En fi com que la cova pateix la sequera més gran de fa una dècada, la cascada no tenia aigua i solament queia una fina pluja per altre lloc de la cova.  El segon pou té una desgrimpada d'uns tres o quatre metres, fàcil de superar i des del balconet al que accedirem el segon pou té uns quinze metres, amb les instal·lacions en millor estat que l'anterior. Del fons del pou continuarem camí per un corredor que girava i s'estretia, donava a grans cavitats, s'estretia de nou, girava de nou... sempre baixant, fins que es tornà una gatera gran amb un pam d'aigua i progressarem a quatre grapes. Al final s'obre una cúpula menuda on l'aigua forma una piscineta i s'escola per un sifó.












Al tornar de la cova, ens beguérem una cerveceta gelada i dos litres d'aigua. Va ser una sortida genial. I vaig aprendre a més que treballar en una oficina sentat tot el dia, fa que els neoprenos i els arnesos s'encongisquen... Estrany no?



Fotografia: Roberto
Redacció: Salva

domingo, 3 de julio de 2016

Barrancos Las Torcas y Bercolón.

La idea era descender el barranco del Nacimiento en Millares. Pero la poca agua que llevaba y la calor que hacía nos hizo cambiar de planes.

Quedamos Lucia, Loli y yo, sin madrugar mucho....
A la una entramos al barranco de las Torcas en la localidad de Losilla.

Este barranco en si es un río, el Arcos, lo que que sucede que un tramo de casi 2 Km se encañona pareciéndose mas a un barranco pirenaico que a uno de los que tenemos en la zona.

En 2012 lo visité la primera vez Crónica 2012, e igual que esta ocasión el barranco que íbamos a descender era el Nacimiento, casualidades de la vida cuatro años después.

En aquella ocasión entramos a las Torcas desde el barranco Escaiz, y salimos de el remontando la ladera derecha ortográfica hasta volver al coche, cerca del pueblo. Es una manera diferente de hacer la Torcas y que poca o ninguna gente hace.

La peculiaridad de las Torcas es que una vez descendido hay que remontarlo. Para ello en los pocos resaltes que tiene hay instaladas unas cuerdas fijas. No está demás llevar alguno retales por si han desaparecido...




Esta ocasión llevaba mucha mas agua que las dos veces que lo he descendido, pero aun así no genera problemas.
























Lo disfrutamos mucho, sobre todo Lucia que estrenaba neopreno y además que nunca había tocado tanta agua, que la verdad que no era mucha...























Al terminar paramos en el mismo bar de siempre en Aras de los Olmos y nos hicimos unas tapitas y a por el Bercolón.

Llegamos al parquin sobre las cuatro y estaba a tope de coches. No sabemos si haciendo el barranco o senderismo. El asunto es que nos echamos en las mesas y bancos de madera a hacer una pequeña siesta.

Sobre las cinco empezamos a andar.



En quince minutos nos plantamos al inicio de la parte inferior del barranco, y al llegar al primer rapel nos encontramos varios grupos en la cabecera del segundo.

Aprovechamos el tiempo practicando a instalar en el R1 hasta que ya no vimos gente abajo y empezamos a descenderlo.





La parte inferior solo tiene tres rapeles los tres los instaló Lucia incluso el pasamanos para acercarse con seguridad al R3.







Al terminar y llegar al parquin ya no quedaba ni un solo coche, estábamos solos...

Ya de camino a casa paramos en Chelva a merendar/cenar y a las diez ya estábamos en casa.

Jornada divertida, calurosa, remojada y productiva.

Redacción: Andrés.

viernes, 1 de julio de 2016

Viaje a Dolomitas - Italia. Barranquismo, ferratas, Trecking, Rafting...

1/7/16  Recogemos furgoneta alquilada en Vanyou, y hacemos carretera hasta el área de servicio “aire de Niza” donde dormimos.

2/7/16 Niza-Cinqueterre (Italia). Visitamos pueblos encajados en los acantilados, muy turísticos. Dormimos en mirador, sobre el pueblo.

3/7/16 Cinqueterre – Florencia

4/7/16 Visita a Florencia, por la tarde dirección a Venecia. Cenamos en pizzería.

5/7/16 Visita a Venecia, casco viejo, catedral, Campanille, comemos en escaleras, y paseo en Vaporetto… por la noche vamos a Treviso, donde nos duchamos y dormimos en un parque.

6/7/16 Viaje Belluno-Treviso, baño en lago Santa Croce. Nos instalamos en el parquin de Belluno.

7/7/16 Barranco Valmaggiore: Empezamos en el puente que hay junto el campanario de Quantin. Es un barranco con numerosos rapeles cortos, el mayor de 25 mts.  Tiene paisajes muy bonitos, de frondosos bosques, con agua clara y no muy fría. Nos fue imposible conseguir su topografía en la web.  Técnicamente es sencillo, aunque numerosos troncos complicaban la progresión. Nos costó 4 horas realizar la 1ª parte, al ir lentamente haciendo numerosas fotos, y salimos después de cruzar un puente de carretera, por la lesión sufrida por la compañera Carmina.   Nos quedó pendiente la 2ª parte que llega hasta el lago santa Croce.


8/7/16  Barranco Val Maor: Empieza en el campo de fútbol del municipio Valmaor. Sólo tiene 2 rápeles, en represas artificiales, uno al principio y otro a mitad de 10 y 12 metros.
Es un barranco muy engorgado, con paredes de 30 metros muy estratificadas, y recorrido serpenteante.
Visualmente espectacular, de gran belleza. 
Empiezan con un primer tramo abierto, después 1 hora totalmente engorgados, se abre otro trozo, y se vuelve a engorgar.  En numerosos puntos no se llega a ver el cielo, ya que la verticalidad de las paredes también es “serpenteante” debido al cambio del curso del agua a lo largo de su historia.  Debido a su estrechez, 1 metro en algunos puntos, es fuertemente sensible a cambios hídricos por las lluvias.
No está señalizado el punto de retorno, con lo que nos lo debimos pasar, y caminamos más de 1 hora por el rio, vimos un castillo medieval en la parte derecha, y al comenzar a llover, subimos por un bosque, campo a través, hasta encontrar unos cultivos y una granja de vacas, de allí hay una hora caminando hasta volver a Valmaor.
Los 3 integrantes (María, Borja y Albert) coincidimos en considerarlo el más espectacular que hemos hecho, en cuanto a belleza, deportivamente es muy sencillo.
9/7/16:Nos adentramos en el corazón de los Alpes italianos, Cortina d´Ampezzo, donde nos instalamos junto al rio, bajo el pueblo.

10/7/16  Ferrata Ivano Divona: subimos en furgoneta desde Cortina al “Refugio del Hospital”, allí caminamos y ascendemos 700 mts de desnivel, durante 2 horas hasta llegar al inicio del teleférico. Lo cogemos y ascendemos unos 900 mts más, hasta llegar al “Refugio Lorenzi” en lo alto de un paso, allí se inician 2 vías ferratas por las crestas contiguas. Tienen vistas panorámicas muy bellas, son de sencillez técnica, donde numerosos cables y escaleras, permiten avanzar caminando.  Es un recorrido equipado en la 1ª G.M., con lo que visitamos construcciones, y trincheras.
A lo lejos vemos como se aproxima unas nubes negras, con tormenta eléctrica, y decidimos dar la vuelta rápidamente, ya que las tormentas evolucionan rápidamente, y son muy peligrosas allí arriba.





12/7/16    Trecking  circular del Monte Pelmo: nos desplazamos en furgo por bellos parajes rodeados de agujas nevadas, hasta llegar a “Forcella Staulanza”, aparcamos allí e iniciamos nuestra caminata, cogemos el sendero 472.  Las vistas a la mole de Pelmo son muy bonitas, así como los paisajes con vacas y caballos pastando libremente. Llegamos al Refugio Venezia, donde dan la posibilidad de comer y dormir. Nuestro desconocimiento nos hace desviarnos y descender por otro camino, y alejarnos del trazado planeado, hasta acabar en otro valle, cuando vemos personas y nos informan, la opción es volver por lo caminado, y alargar nuestra caminata hasta las 10 horas, acabando exhaustos al llegar a la furgoneta.













13/7/15: Cambiamos de zona en los Alpes, y vamos hasta Mostizzolo (Trento), 3 horas de conducción entre millones de manzanos, y bellos paisajes, nos instalamos en el “Camping Dolomiti” en Dimaro, muy recomendable por la calidad de sus instalaciones y su buen precio.

14/7/16:  Rafting Noce River:  Al ver que tenemos cerca un rafting considerado entre los 10 mejores del mundo según National Geographic, no dudamos en contratarlo, la empresa “Extreme Waves” nos lo ofrece a precio razonable, aunque al mezclarnos con niños y turistas, esperamos un bajo nivel de sorpresas. Lo hacemos sin ninguna caída, ni vuelco, lo cual lo hace un poco soso.













15/7/16: Barranco Maglia (cerca de Mónaco):
Volviendo por la autopista hacia España, pasamos por los Alpes Marítimos franceses, donde está este famoso barranco. Pasamos noche en el municipio de La Giandola, coincidimos con otra furgoneta, que nos permite hacer combinación de vehículos, y subimos hasta el inicio con una de ellas. Es un barranco muy acuático, lleno de recepciones en las cascadas, de toboganes, y algunos saltos (ojo: algunos son peligrosos pese a no parecerlos). Su rapel más largo es de solo 15 metros.  Tiene un tramo muy engorgado, oscuro, donde no hay visión del final del rapel.  Es un barranco muy deportivo, lleno de cascadas y pozas. Muy recomendable, aunque en el día festivo que lo hicimos, coincidimos con 4 grupos de empresas. Casi al final, Albert se hace un esguince, lo que le imposibilita hacer la fuerte subida caminando de retorno hasta el automóvil.  Esta tarde pasamos por el Hospital de Niza, y luego vuelta por autopista hacia España.



16/7/16: Viaje hacia España, haciendo paradas en una playa de la Costa Brava, y en el municipio de Aín, donde pernoctamos.

17/7/16: Retorno a Valencia,  limpieza y devolución de la furgoneta.


Redacción: Albert David.