martes, 7 de julio de 2009

El Aneto, el punto de inflexión

Un punto de inflexión es un punto donde los valores de x de una función continua nos determinan un cambio en la concavidad, separa la parte de la función cóncava de la convexa.
Así definiría yo este pico, un punto de inflexión, donde la gran mayoría de los que les gusta la montaña, dejan atrás el concepto de excursionismo (concavo), y dan ese pasito alante para iniciarse con las galas invernales, piolet, crampones y polainas, nuestras primeras quemaduras en las retinas de los ojos…, yo diría que más que un pico, es la lanzadera al montañismo (convexo y convencido).

Si hacemos un poco de historia tendríamos que trasladarnos al 20 de Julio de 1842, cuando Tchihatcheff y Franqueville junto a otros guías, ascendieron por primera vez a la cima en tres días de ruta por el Valle de Corones y bautizaron el paso final a la cumbre como el “Paso de Mahoma”, ya que la leyenda musulmana dice; “que la entrada al paraíso es tan estrecha como el filo de una cimitarra y solo son capaces de pasar los justos”. Es un paso más que mitificado, pero no más complicado que el paso del Collado de las Coronas u otros destrepes bajo el Portillon perdidos en el anonimato.
También es un Pico de afirmación, el 24 de agosto de 1999 el presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, con sus hijos hizo esta ascensión y quiso demostrar que, a sus 69 años y con 20 al frente del Gobierno catalán, seguía en plena forma y dispuesto a batirse con uno de sus rivales más duros, el socialista Pasqual Maragall, es más, desde la cima de este pico a 3.404 msm, disolvió el Parlamento catalán y fijó la fecha de los comicios, sus sextos y últimos como candidato de CiU, para el 17 de octubre. (Seguro que no lo subieron en helicoptero...? )

La actividad, organizada por Pedro y José Luis tuvo gran aceptación y fuimos a la expedición con todo tipo de medios, 4 vehículos para 9 personas (Mercedes Vito incluida), dos apartahotel, con SPA y autobuses para las aproximaciones. Los expedicionarios íbamos llegando en cuenta gotas, José Luis llego a medio día, y gestiono horario de autobuses, el campamento Base y alguna trenza del lugar, los demás llegábamos al campo base Apartahotel HG Cerler *** bien avanzada la noche, unos por Tarragona, otros por Huesca. Como la llegada fue tardía, decidimos coger el autobús de las 7.30 am para poder iniciar la ascensión un poco más descansados de lo inicialmente previsto (las 5.00 am).

Sábado, 5 de julio de 2009, suena el despertador del móvil y los cuerpos adormecidos empiezan a maquinar el desayuno, los bocatas, comida de ataque y demás logística de forma mecánica, la noche no ha dado tregua; esta toda la noche lloviendo y no sabemos si nos va a respetar el tiempo en la ascensión…

Son las 7.30am y la aproximación de Benasque al Valle de Vallibierna en bus nos cuesta 11.30€ (quien dijo que no hay especulación en el montañismo…)
Sobre las 8.30 am nuestras piernas empieza a andar en el puente de Coronas, junto refugio de Pecadores, (1950msm), ascendiendo por el senderos y paralelos al rio se llega al Ibonet de Coronas (2.230msm) parada técnica, agua fotos y dos frutos secos y seguimos la marcha para no dejar enfriar los músculos.


El tiempo esta encapotado pero estable, y nos hace más fresca la subida, siguiendo los hitos o mojones de piedras se llega al segundo ibón de Coronas (2725m), foto de grupo y llamadas a móviles.
Por la derecha del mismo se alcanza la morrena del casi extinguido glaciar de Coronas, con nieve en invierno y primavera y piedras en verano y otoño.
Al final de la ascensión, y tras una corta trepada, se alcanza el collado de Coronas (3198m).
A partir de aquí la ruta pasa de ser una ruta prácticamente solitaria (bueno, solitaria de 8), a introducirnos en el glaciar-autovia, donde se precisan crampones, piolet y a utilizar todas las normas de convivencia en la subida hasta el paso de Mahoma.

En el camino vemos lo más singular del planeta encordamientos que parecen de guardería y el dichoso “ya queda poco” de todos los que alegremente bajan del pico.
Llegamos al paso de Mahoma y nos encontramos con gente conocida, como si estuviéramos en fallas.
Una vez pasado el Paso, foto de grupo en la cumbre, son la 14.00 h. la subida ha sido ágil y con pocas paradas pero hay que retomar el camino de regreso sin demasiada demora, ya que se pronostica mal tiempo para la tarde.
La bajada es bastante cómoda hasta el Portillón y a partir de este y hasta la Reclusa, pasa de una paseo a un calvario, caos bloques graníticos, piedras, nieve a tramos y poco o nada de senda, además impera el desorden y cada uno baja por donde puede, machacando las rodillas a las cuales se les castiga después de una dura jornada.
En la Reclusa (2160 msm) nos volvemos a reencontrar y salimos en busca del Bus y lo coches. Jero y Jorge, salen del Parque Nacional de Posets Maladeta en Bus hasta Benasque, en busca de los coches dejados allí esta madrugada, es resto acabamos de estirar las piernas los 8km de llano hasta el hospital de Benasque, los únicos 8km donde las piernas no tienen que soportar desniveles, ni el trepe y detrepe de piedras y pasean apaciblemente por el Plan de Besurta, disfrutando ahora sí, de un paseo solitario, cómodo y bello.

A la llegada al Aparhotel, SPA, ducha y entrecot, para el día siguiente emprender la vuelta a casa, no sin antes pasar por Barrabes, cita casi tan clásica como la del Aneto en la zona. Para finalizar, este tonto video... de los momentos más duros de la ascensión al Aneto !!!

video



Han Anetizado a 5 de julio de 2009 a las 13:45 Begoña, Jero, Guillermo, Raimon, Jose Angel, Jorge, José Luis y Víctor, este ultimo para demostrar que, a sus treinta y tantos años y con 6 meses al frente del Gobierno Tracalet, sigue en plena forma y dispuesto a batirse con uno de sus rivales más duros, el golpista Rafeta.

Texto: Victor Pardo
Fotos y video: Jero García