viernes, 29 de mayo de 2009

Sima de Pante(crónica de una odisea). 24 de Mayo de 2009

Todo comenzó aproximadamente en noviembre del pasado año, buscando web´s de espeleo encontré http://www.cuevascastellon.uji.es/ y curioseando un poco encontré la sima de Pante en Altura, me gusto por su verticalidad y notable profundidad –117 metros y fui recopilando información para ir a visitarla.
Se programó la primera salida en diciembre y en esta ocasión fuimos Guillermo, Jose Angel y yo,
Un día de perros, lloviendo sin parar,, vamos, lo normal. Con las indicaciones que teníamos nos dispusimos a buscarla y al final lo único que encontramos fueron Llanegas(Hygrophorus latitabundus), como en el chiste,, que hemos venido a buscar setas o cuevas?
Preguntamos a unos cazadores y nos dijeron que estaba bastante lejos de allí y en mitad del monte.
Nos sentimos un poco tristes por el fracaso de aquel día.
Seguí buscando información, fui a la Federación Valenciana para hacer fotocopias de la revista Lapiaz nº 19, lo mismo que en la web, salvo que las coordenadas están en el datum de Madrid con referencia a su meridiano y no al de greenwich, intentar transformar las coordenadas no era tarea fácil, así que por ese lado no insistí y me fui a las bravas a buscarla sabiendo donde empezaba el barranco de Pante. Barranco arriba, barranco abajo, nada, volví a buscar en Internet y en la pagina de Castellón encontré unas coordenadas UTM. Introduciéndolas en el visor del ING. (iberpix) me enviaba a una zona cercana al barranco. En tres ocasiones mas estuve dando tumbos por aquel lugar, un poco desmotivado al final, ya era cuestión de orgullo o de que los 6 años que he vivido en el pirineo me han dado un carácter bastante aragonés y a cabezota no me gana nadie.
Con lo fácil que hubiera sido preguntar a alguien en Altura. Efectivamente, un día hablando con Sandro, un amigo de allí se lo comenté y al poco tiempo me contesto que un amigo suyo si sabia donde estaba porque ya había acompañado en otra ocasión a espeleólogos que andaban perdidos por esos montes. Un día entre semana fuimos a verla, al fin, no era tan difícil pero si no se sabe el sitio exacto es difícil dar con la boca, de las coordenadas que tenia nada de nada,,. hay una diferencia de casi un kilómetro aunque la latitud es correcta.
Programa al canto, día 24 de Mayo, nos desplazamos hasta altura los mismos que en la primera ocasión y Carmen también se apunta. Llegamos a la boca y pronto la sima nos demuestra que no va a ser una visita turística.
Su boca triangular de 2x3m y 8 metros de longitud termina en una gatera con una rampa en la que ponemos una cuerda de 9mm que hemos traído (por si acaso).Bajamos y encontramos un spit, Guillermo va instalando, una rampa con piedras sueltas es la continuación. Cabecera de pozo y 11 metros de vertical, aquí ya nos damos cuenta de que la primera rampa no debíamos haberla instalado ya que en la ficha técnica no consta. y hacemos un empalme con la de 100 metros, ya no llegaremos al fondo pero calculamos que si llegará hasta una repisa.
Otra rampa y otra gatera que nos despista al tener un spit en el principio, Guillermo se cuela y no ve ningún seguro más, entro también, es bastante estrecho no veo nada tampoco así que vuelvo a la rampa, hablando con Jose Angel y mirando la topo llegamos a la conclusión de que debe ser al otro lado de la rampa, paso por una repisa y nada, ningún spit, bajo un poco y al final encuentro uno muy muy oxidado, llamo a Guillermo y le digo, bueno, voy a tirar una piedra a ver que se oye, lanzo una piedra mediana que se oye rebotar una y otra vez con las paredes del pozo y disminuyendo cada vez la intensidad hasta que al cabo de un rato se oye el ultimo ¡POOM! Guillermo me mira como diciendo, esta claro, es por aquí y en un periquete ya tiene montada la cabecera y desaparece hacia abajo, bajo también, que pedazo de grieta, la anchura en esta parte no pasa de los 70 cm. No se cuanto habremos bajado pero unos 50 metros de tirón, y solo un fraccionamiento, veo al secretario en una repisa y me quedo junto a el, al momento viene Jose Angel y esperamos a Carmen.
En la pared de la repisa –76 metros, hay una pintada del GESEM de septiembre del 76.
Hablamos y decidimos que lo mejor es salir ya, a partir de ese punto ya no sabemos si queda mucha cuerda o si encontraremos mas equipamiento fiable por la parte de bajo, Carmen llega hasta el fraccionamiento y empieza la subida, Guillermo le sigue y después Jose, cojo la cuerda y tenso el croll, me paso de la repisa a un bloque encastado en la grieta, pongo el puño ,tenso un poco mas el croll y meto el pie en el pedal, justo cuando hago el primer movimiento de subida el bloque en el que estoy subido desaparece bajo mis pies y se detiene a unos 7 u 8 metros por debajo, un par de bultos en el cuello me recuerdan que en ese bloque hemos estado los 3 , 1 a 1 sin anclar ya que en la repisa no hay nada, en el turno de subida, después de esto tiro como alma que lleva el diablo hasta el fraccionamiento, arriba debe haber una fiesta porque se oye bastante jaleo ,piedra¡¡ pasa por al lado, piedra¡¡ a la pierna, piedra¡¡ en todo el casco, la cuerda se me sale de la saca y la pliego como puedo dándole vueltas, llego a la cabecera del pozo como un gato jugando con un ovillo gigante, menos mal que Jose Angel me echa una mano(y acaba subiéndola), si no aun estoy intentando salir de allí, suelto todo y salgo en oposición, y salvo un percance mas en el fondo del pozo de 11 metros con otras piedras que se desprenden, salimos al final al exterior, ¡!!volveremos a Pante¡¡¡, que tranquila está la tarde, hoy por lo menos no llueve, menos mal...

Coordenadas GPS : 39º 51´22´´ N 0º 37´51´´W Z=829 m.

Redacción y fotografia: Pedro Zaragoza

viernes, 22 de mayo de 2009

El Pulpo II Parte: Misión LB


Durante el puente de mayo del 2009 el Grupo Tracalet se dividió a norte y sur de nuestro país, realizando diferentes actividades tanto de barranquismo como de espeleología.
Guillermo, Rafa, Pedro y Raimon decidimos ir al sureste, al interior de Murcia, concretamente a Cieza. Agradecer desde nuestro blog la generosidad y accesibilidad del Presidente de la Federación Murciana, quien nuevamente nos facilitó las llaves de las instalaciones que disponen en Cieza para poder pernoctar y lo que nos hiciera falta. Esperamos pronto la invitación que propuso al Club Tracalet de participar en unas jornadas de Espeleología allí en Cieza tipo Gorgs (actividades, proyecciones, conciertos,….etc).
Ya informados de la presentación prosigamos con los detalles.



Salimos viernes por la tarde para cenar y hacer noche en Cieza y de esta forma iniciar temprano la actividad, pues al lince blanco había que encontrar. Recordar que la primera visita a la Sima del Pulpo por integrantes del Club Tracalet se realizó en noviembre de 2007 y no consiguieron el objetivo fijado.
Realizamos una aproximación de 20metros (un poco más y no llego) el “tote” de Guillermo prácticamente nos dejó frente a la boca de la cavidad pero ésta parecía más bien la escotilla de la serie “Perdidos”. Adentrados en el pozo tras dos descensos pronto divisamos al pulpo, continuamos hasta el suelo de la cavidad y nos desprendimos del equipo vertical. A destacar el paso superman antes del último pozo. El desierto se dividía a izquierda y derecha. Nos decidimos el margen izquierdo y tras un paso técnico llegamos a una zona sin salida a la vista. Eran aproximadamente las 11 de la mañana y decidimos explorar la cueva durante unas 3 horas y media hasta llegar a algún punto y retornar hasta el equipo vertical para emprender el ascenso.
Primera inspección infructuosa en busca de los túneles que dan continuidad a la cavidad motivo por el que dimos marcha atrás hacía el desierto e inspeccionando varias gateras dimos con la Sala Maravilla. Espectaculares formaciones que requirieron que Pedro montara su dispositivo fotográfico (incluido foco que más bien parecía el faro del Miguelete* utilizado en épocas pasadas).
*reseña aportada por Chavela en nuestra última reunión.


Decidimos regresar a la zona anterior en busca de la gatera o estrechez que nos permitiera avanzarlo por la cavidad. Guillermo no recordaba el paso que nos permitía avanzar, pero una inspección unos metros más arriba nos llevó a poder divisar una cuerda. Primer objetivo localizado. A partir de éste punto nos esperaban una serie de gateras, estrecheces y pasos voladizos.
Nos planteamos como objetivo llegar al primer lago y durante su búsqueda encontramos al pulpo blanco. Seguíamos en buena dirección ¡el lince estaba cerca! pero examinando la topo sabíamos que el objetivo todavía se encontraba lejos de nuestra posición. Llegamos a la sala reunión y nos encontramos con otra cuerda fija ascendente. Decidimos que este punto era el final de nuestra inspección, hacer un alto en el camino y comer para reponer fuerzas comiendo, dado que eran sobre las 3 de la tarde y debíamos de retornar y ascender. Lo que nos había costado casi 3 horas de trayecto lo realizamos en unos cincuenta minutos tras meternos por seguir unas indicaciones en una gatera por la que anteriormente no habíamos pasado.
Emprendimos la ascensión sin mayor sobresalto que el enganche de una saca de barrancos (siempre se aprende cuando eres primerizo).
El esfuerzo hacía mella durante la ascensión y salir de la escotilla se hacía con dificultad ya que había llovido y la pared se encontraba resbaladiza.









Fin de la actividad tras jornada de ocho horas, recogimos nuestros bártulos y tras un picoteo y devolución de las llaves nos volvimos a casa. Durante la vuelta ya estábamos ultimando el retorno a la Sima del Pulpo a la búsqueda del lince, mientras contemplar el único ser vivo que encontramos en su interior.



Redacción: Raimon

Fotos: Raimon y Pedro

lunes, 11 de mayo de 2009

La Odisea de Hongares, un nuevo barranco en nuestras tierras.

A veces nuestros instintos nos empujan a salir de nuestras tierras en busca de nuevas emociones. Siempre he dicho que por suerte o por desgracia, conozco mejor los Pirineos que los macizos de nuestra Comunidad. Y eso hace que despreciemos de forma algo injusta toda la aventura que queda oculta entre la jara y coscoja, y bajo los pinos rodenos de nuestras montañas valencianas.

Y así es como un día de domingo, tras visitar las pinturas rupestres de la Cueva de la Araña, la curiosidad me empujó un poco más allá, donde el agua rompía en pequeñas gorgas con un rumor convertido en canto de sirena y yo, un Ulises despistado que bajo aquel influjo de seducción melodiosa, siguió las gorgas aguas abajo, hasta dar con un fascinante salto de agua todavía inexplorado.

Pero el influjo de aquella melodía no se detuvo en la distancia y pocos días después, también atrapó en sus redes a nuestro compañero Jorge (El Rey) quien tampoco pudo resistirse a la tentación de aquella música llena de sensaciones.

Y como si fuera una pandemia (tan de moda hoy en día), el embrujo llegó hasta Vinalesa, de la mano de las endrinas y de la sed de aventura.

Y así es como embarcaron en Argos (que hoy no navegaría por océanos, sino por mares de asfalto con cuatro ruedas), Jasón y los Argonautas, dispuestos a rendirse al embrujo de las aguas una vez más, acompañados por Atalanta (Ana), la única mujer de la expedición que según la mitología, era famosa corredora. Reunidos pues los Argonautas, se hicieron a la mar (GR237), en dirección a la Cólquida (Pico Caroig).

Al contrario de la mitología, y por desgracia para nosotros, no encontramos la isla de Lemnos (donde sólo habitaban mujeres). Pero comenzamos a escribir nuestra propia historia (ya, yo también prefiero la isla).

Así que el sábado9 de mayo, un grupo de fornidos exploradores se adentró en las salvajes de tierras del Caroig en busca de nuevos tesoros.

Al principio, comenzamos caminando por el GR237 que llega hasta el Caroig a través de una senda bien marcada que discurre entre agrestes parajes con muy buen ambiente. Tras casi una hora de caminata, llegamos a lo alto de una loma coronada por un cortafuegos, donde ya se puede apreciar la pista forestal que va hacia el Caroig. En este punto (casa de Hongares) abandonamos la senda y nos dirijimos hacia el cauce a través de una zona repoblada recientemente. Nos despedimos de Ana, la corredora.

Al poco nos encontramos con el codiciado barranco, que aquí no es más que un riachuelo de aguas transparentes que discurre entre gleras y vegetación más o menos cerrada. La imagen contrasta con el final del barranco, donde hemos visto que el agua ya no corre… y por eso nos hemos dejado los neoprenos (los cantos de sirena, que nos han dejado atontados).

Así que al más puro Indiana Jones, armados con tijeras, serrucho y con los pantalones arremangados hasta la rodilla, nos aventuramos por la jungla mediterránea… hasta que en la primera poza nos toca mojarnos hasta los… la cintura.

Algunos destellos de barranco encajado dan lugar a pasillos salvajes invadidos por la maleza. Pese a todo, el uso de tijeras y serrucho no se hace necesario. Avanzamos en busca de nuevos rincones y de verticales que den envergadura al descenso, pero los estratos a contrapelo que atraviesan las aguas, nos conducen por largas ramblas de fuerte pendiente y característico color pistacho. Al romper el estrato, forman amplias badinas de profundidad variable y verdes intensos que amenizan el descenso y nos hacen padecer las frías aguas del Caroig.

La expedición, a buen ritmo, espera impaciente nuevas dificultades sin saber si quiera si existirán, pero finalmente termina la rambla ye n un quiebro del cauce aparece la primera dificultad. Un salto de 5 metros a una poza extraorinaria. El júbilo se contagia entre los Argonautas… tal vez las sirenas se encondan en su interior?

Uno a uno, vamos vamos saltando a la poza, bautizándonos simbólicamente como aperturistas de nuestra tierra y las reflexiones existenciales comienzan a aflorar. ¿Seremos lo primeros en descubrir este rincón? Sin duda es sintoma de la fiebre del embrujo.

A partir de aquí la maleza es cada vez más exigua y el entorno que nos rodea, nos va regalando destellos de rincones que, pese a no ser extraordinarios, amenizan el descenso dándole cierto interés. No olvidemos que esto no es el pirineo…

De nuevo, aparece otra dificultad, que decidimos equipar con naturales y que conforma el primer rápel del descenso. Un rincón realmente bello y que sacia de alguna manera, las ansias de conquista de la expedición. Badinas, toboganes rasposos y tramos rocosos nos conducen de nuevo a la senda, que marca el punto de inicio del tramo final. A partir de aquí el barranco está más trabajado, y pese a que los baladres conquistan parte del cauce, la progresión se hace fácil y sin demasiados problemas. Un nuevo rápel, que esta vez equipamos con una placa nos conduce a hacia los resaltes previos de la recta final, marcada por las pinturas rupestres de la Cueva de la Araña. Parada obligada para contemplar la famosa escena de recolección de miel y continuamos explorando.

El ambiente del barranco gana enteros. La roca está bien trabajada, y el horizonte se pierde en un vacío que nos hace sospechar que algo extraordinario nos aguarda. Pero antes, un rápel de unos 6 metros nos obliga de nuevo a sacar el martillo y el buril para poder continuar la odisea.

Superada la dificultad, el barranco se repliega entre retorcidos estratos travertinos que mueren en un abismo de 50 metros. Asegurados a un puente de roca, nos asomamos a este mirador natural que evoca a los tiempos prehistóricos y nos hace soñar con nuestros antepasados, pues seguramente este rincón conserve intacto parte del encanto que también embrujó a los que aquí habitaron 8.000 años atrás.

Poco a poco vamos superando este magnífico rápel, dando por concluida la odisea.

Interés deportivo, interés cultural.

Al margen de que la experiencia personal de explorar un barranco, siempre engrandece las sensaciones, debemos ser modestos y reconocer que el barranco por si sólo no tiene demasiado interés deportivo. Sin embargo, si valoramos la actividad en conjunto, podemos destacar los siguientes alicientes:

Acceso por el GR237: Se trata de un sendero de largo recorrido enclavado en el Macizo del Caroig y que puede articularse en 15 etapas.

Descenso: Si bien la continuidad del barranco es insuficiente, durante todo el descenso se van intercalando parajes de singular belleza que amenizan la progresión, todo ello gracias al discurrir del agua, un elemento muy destacable ya que pocos barrancos nos permiten disfrutar de gorgas tan amplias y cascadas tan bellas como este. Además, el último tramo alberga unos de los rápeles más singulares de la comunidad, de 50 metros de altura y gran ambiente.

Pinturas Rupestres: Las pinturas rupestres de la Cueva de la Araña son unas de las más conocidas del mediterráneo europeo. Este arte corresponde a las primeras sociedades productoras de nuestras tierras, con una cronología aproximada de 6.000 años antes del presente. El arte rupestre Levantino fue declarado por la UNESCO en 1998 Patrimonio de la Humanidad. Además, la Cueva de la Araña, contiene una de las representaciones más famosas en todo el mundo, la recolección de la miel.

Todavía puedo escuchar los cantos de sirena que endulzan mis oídos y me empujan de nuevo hacia aquellas tierras prehistóricas… pero quien sabe si quizás, sean otras aguas de donde emanan los embrujos melodiosos de nuevos arroyos inexplorados.

sábado, 9 de mayo de 2009

El Moncayo, "Jamón Ibérico"

En los último días hemos oído hablar mucho de la gripe del cerdo o como se denomina ahora Gripe A. Pero yo prefiero hablar de otra faceta del cerdo, de sus patas, o mejór del jamón ibérico.
Procedente del cerdo de raza ibérica, las características que distinguen a este jamón de los demás derivan de la cría en régimen extensivo de libertad del cerdo ibérico en dehesas arboladas, lo que le confiere una textura, aroma y sabor singular y distinguible, aunque el sabor varía según la cantidad de bellota que hayan comido y del ejercicio que hayan hecho.

A nosotros las bellotas… como que nos gustan poco (mejor las endrinas), pero como buenos ibéricos o íberos, nos propusimos subir el techo del Sistema, del Sistema Ibérico, “El Moncayo” enclavado en el Parque Natural de la Dehesa del Moncayo.






La ascensión se planificó en “modo” señorito, con cena en Restaurante de lujo con cena “productos de la tierra”(cocina de autor) y hotel a todo “confort” que diría mi abuelo, vamos no faltó nada!
Pero llegó el momento de la verdad… Santuario Virgen del Moncayo 7:30 am, somos de los primeros en llegar al párquin, cogemos nuestros bártulos y al ataque. La meteo nos da buena previsión, cosa extraña ya que el Moncayo tiene una nube alojada encima y un viejo ventilador todo el día en marcha…

Subimos por senda bien marcada atravesando el bosque hasta llegar al circo de Cucharón, aquí tenemos dos opciones;
A) Alcanzar la cresta por la loma que separa este circo del circo de San Gaudioso hasta llegar al cerro de San Juan (2.283m) y desde allí llaneando hasta la cima del Moncayo.
B) Hacer un “libre directa” cruzando el Circo de Cucharón por el centro, con pendiente “algo” pronunciada hasta llegar a la cornisa de la muerte (cornice of the death) hasta aparecer en la base de cima…
…. Pues claro que siii….. cogimos la opción “B”, que casi siempre es la “B”uena
Pues como os he contado, .. pim .. pam …pum y en la cima, 2.314 m. con el sol fuera, sin viento y comiéndonos un sándwich de Nutela que nos preparó el tío Roberto (como van de preparaos esta gente…). Como el día era estupendo, y teníamos tiempo de sobra, pues nos dedicamos a practicar técnicas de fortuna, con anclajes a piolet, setas de nieve, prácticas de auto detención de las de verdad, al borde del abismo… y con doble tirabuzón…!


Y para completar el día… tobogaaaaaaaánn…..

video

Fecha de actividad: 2 de Mayo de 2009-05-08
Participaron; Mer, Jose, Roberto y Jero


Fotos; Jero y Rogerto.

lunes, 4 de mayo de 2009

Sima del pla de les llomes, Serra, 29 de Marzo del 2009

Como de costumbre, cada vez que organizamos alguna salida, Júpiter(dios romano del cielo, la lluvia y las tormentas), se acuerda de nosotros. Esta vez estamos decididos a engañarlo poniendo en la boca de la sima un toldo que desvíe toda el agua que nos debería caer encima y así mantenernos secos y templados.
En esta ocasión la comitiva cavernaria esta formada por: Guillermo Marco, Carmen Sáez, Raimon García y yo.
Quedamos en el parking que hay enfrente del ayuntamiento de Serra y nos dirigimos hacia el coll de la viña donde un desvió a la derecha lleva hasta Barraix y el Garbí. Después de pasar las primeras curvas y las trincheras dejamos el coche y a unos cuarenta metros de la carretera encontramos la boca.
Boca en el suelo de 2x1 metros, que da paso a una sima de 11m. con una repisa a los 4,pozo bastante fraccionado y muy bien equipado para lo que suelen estar las simas de esta zona.
En el fondo de la sima y hacia el SE después de unos 14 metros de recorrido aparece otra sima de 10 metros, no hemos traído muchas chapas, pero en ningún caso va a faltar seguridad.
Por una repisa llego a la cabecera de otro pozo que instalo con dos seguros, este pozo es más pequeño que los anteriores, unos 5 metros aprox. Estamos en el principio de una galería de 60 metros, llegamos a unas formaciones muy grandes, destacan sobre todo las banderas enormes que cuelgan del techo, las coladas, algunos corales muy guapos y anemonites(es casi como un pequeño jardín ingles) y por una gatera un poco estrecha llegamos al final de la cueva por esta sección.
Remontamos hasta el fondo del primer pozo. Me toca volver a bajar para desenganchar la cuerda del pozo de 10 metros( uff se ha enganchado en los últimos 10 cm).
Comemos un poco y Guillermo empieza a instalar el pozo de 7 metros que baja por el NW hacia la otra parte de la sima. Bajamos todos y no encontramos el paso,, se ven marcas de carburo, una grieta se desvía a la derecha, pero tampoco es por ahí, así que decidimos ir en dirección sur y después de unos 20 metros de recorrido algo estrecho llegamos al principio de la galería de 60 metros en la que habíamos estado antes pero sin la necesidad de bajar los otros pozos.
Sin despertar al habitante que duerme placidamente colgado del techo volvemos hacia atrás
Se hace tarde y nos espera la comida, así que nos vamos hacia fuera, ya volveremos en otra ocasión para continuar los 150 metros que en dirección norte nos quedan por ver de esta cavidad.
Fuera el tiempo esta mejorando, hasta Júpiter a cedido ante el toldo, aunque seguro que esperara a otra salida para hacer de las suyas.
Con un hambre de mil demonios nos vamos al restaurante San Antonio. Esperamos un poco y al final llega la tan esperada paella, comemos casi sin hablar, esta buenísima. Aquí hacen, posiblemente, la mejor paella de la zona.Pensando en nuevas cavidades habrá que buscar alguna cerca para volver a comer aquí.

Coordenadas GPS:
39º 42´ 6.68´´ N 0º 24´44.90´´
Edicion y fotografia: Pedro Zaragoza

Cova de les Aranyes o de l´alt del pi, 15 de Marzo del 2009

Quedamos este día para visitar la cova de les aranyes o l´alt del pi.
Un horrible día de lluvia y niebla.
En esta ocasión los participantes somos: Guillermo Marco, José Luis Moya y yo.
Esperamos en vinalessa a gente con la que habíamos quedado pero no aparece nadie mas, así que Guillermo y yo ponemos rumbo a Serra.
El ha quedado allí con Jose Luis, esperamos un rato en el cruce que sube a las antenas de L´alt del pi y al cabo de un rato viene,se había pasado el cruce porque con la niebla que hay no se ve nada.
Hablamos un rato de las malas condiciones pero al final nos decidimos, nos ponemos los monos y al turrón.
La boca se encuentra a unos 200 metros de la cumbre, en la ultima curva cerrada, pero decir en la ultima curva es decir que esta en la misma pista lo que hace las funciones de sumidero en caso de lluvia.
La boca escondida entre la vegetación es rectangular, de 1.50 x 1 metros aproximadamente, desciende ligeramente unos 20,siendo un túnel homogéneo hasta el final donde se empieza a estrechar cada vez más.
Cogemos fuerzas almorzando en mitad de este túnel y nos ponemos los equipos.
Llegamos al final y se adivina un pozo de unos 7 metros. Hacemos una instalación natural a un pilar y un fraccionamiento que roza bastante así que con cuidadin, el equipamiento es bastante antiguo,
Cuando estamos los tres en el fondo del pozo seguimos otra galería descendente y mas estrecha de unos 25 metros,al final aparece otra sima de unos 14 metros.
Guillermo va en cabeza instalando. Los spits son bastante viejos así que cuesta mucho apretar los tornillos y estamos mucho rato hasta que consigue que la instalación sea fiable y segura( a petición de Jose Luis)a base de apretar y aflojar, claro, no hemos cogido la bolsa de espitar ni el machón que hubiera venido muy bien aquí.
En la parte de bajo aparecen bastante pintadas, algunas firmas de los años 60´s y 70´s y un enorme dibujo en rojo de las águilas rojas o algo asi, que la verdad, estropea el modesto entorno..
Hay bastantes formaciones, sobre todo banderas y coladas. Un nuevo pozo que no se ve muy claro por donde continua, Guillermo sigue instalando, hay dos spits uno oxidado y el otro que al apretarlo mucho se ha salido, lo intenta fijar a base de martillo de piedra pero no hay manera, así que empezamos a salir, desmontando todo y con la ilusión de que afuera brille el sol, pero la lluvia sigue.
Bajamos al Chaparral a comer pero está a tope,al final acabamos en el restaurante L´oronet y llenamos los estómagos.


Ha sido un buen día, también estaba programada para hoy la sima del pla de les llomes, que dejaremos para otra ocasión ya que la entrada ya es un pozo de 11 metros y ahí si debe entrar agua.
Coordenadas:
G.P.S: 39º 41´32.87´´ N 0º 23´53.90´´ W
U.T.M: X=276916.30 Y=4396861.00 Z=675;UTM Zona=31

Redaccion y fotografia: Pedro Zaragoza